Memorias de la brutalidad (V) | “Quien entra al Helicoide no sabe cuándo va a salir”

Una zuliana de 22 años de edad alza su voz para denunciar  el horror que sufrió en los calabozos de la policía política, donde permaneció recluida casi dos meses junto con otras mujeres criminalizadas por protestar contra el gobierno. Para proteger a la víctima, Proiuris reserva su identidad. “Si nadie habla esto nunca se va acabar”, dice la joven.

Leer más