Nacionales, Reportes

Crímenes de lesa humanidad: Los rostros de las FAES

FAES

El informe de la misión de la ONU publicado el 16 de septiembre de 2020 identifica a los integrantes de la cadena de mando de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES)  señalados como responsables de los crímenes de lesa humanidad documentados

Reporte Proiuris

Las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) son señaladas por la Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela como el cuerpo policial más comprometido en las ejecuciones extrajudiciales que se cometen sistemáticamente en Venezuela, y, por lo tanto, constituyen crímenes de lesa humanidad.

“Las FAES se convirtieron rápidamente en la institución policial más letal en Venezuela, responsable del 64,5% de las muertes que la Misión examinó en 2019”, señala el informe de la misión de la ONU publicado el 16 de septiembre de 2020.

La particularidad del informe de la misión de la ONU es que, además de señalar la responsabilidad del Estado por la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad, se identifica y menciona expresamente a los integrantes de las cadenas de mando de cada cuerpo de seguridad involucrado, que también deben responder individualmente.

“La primera referencia oficial de la FAES fue el 14 de julio de 2017, cuando el Presidente Maduro anunció que la FAES había sido creada para combatir ‘el crimen y contra el terrorismo’”, se indica en el documento.

Maduro encabeza la cadena de mando de las FAES, pues es un organismo adscrito a la PNB, que a su vez depende del Ministerio para las Relaciones, Interiores, Justicia y Paz: “La Misión tiene motivos razonables para creer que el Presidente y el Ministro del Interior tenían conocimiento de las ejecuciones extrajudiciales cometidas en el contexto de las operaciones de seguridad y contribuyeron a su comisión”.

Lea también: Los modus operandi / Las cuotas de asesinatos de las FAES y el Cicpc: “cada brigada tiene que tener un muerto”

Además de Maduro y los que han ocupado el cargo de Ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, así como de director de la PNB, desde la creación de las FAES hasta la fecha, en el informe de la misión de la ONU se precisa: “A nivel nacional, las FAES estuvo bajo la autoridad del Director Rafael Bastardo hasta mayo de 2019, cuando Miguel Domínguez Ramírez (alias “Miguelito”) asumió la responsabilidad nacional”.

Sobre la intención deliberada de matar por parte de los funcionarios de las FAES, el informe de la misión de la ONU señala: “La Misión documentó un patrón de disparos a quemarropa en áreas vitales, incluyendo la cabeza y el tórax con uno o dos disparos. Un ex oficial de la PNB/FAES entrevistado por la Misión dijo que los oficiales de policía se refieren a los asesinatos como ‘cuadrar a la gente’. Este entrevistado dijo que hay un ‘triángulo’ desde el pecho de la víctima hacia arriba ‘donde se permite disparar a la gente’. Esto parece indicar una falta de intención de emplear una fuerza menos letal para contener o detener al presunto delincuente”.

A modo de conclusión sobre la responsabilidad penal de los integrantes de la cadena de mando de las FAES, el documento indica: “Hay motivos razonables para creer que los superiores sabían que se estaban cometiendo o estaban a punto de cometer ejecuciones extrajudiciales. La comunicación era esperada y ocurría a lo largo de la cadena de mando. Se esperaba la comunicación y se produjo a lo largo de la cadena de mando. Como se señala a continuación, la información estableció motivos razonables para creer que los superiores no lograron impedir las violaciones y los crímenes. También indica que los procedimientos disciplinarios o penales fueron infrecuentes y proyectados sobre los niveles más bajos de responsabilidad”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *