Colombia

María Gabriela: la migrante venezolana que en tres años se convirtió en empresaria

Migrante venezolana

Con apenas 21 años de edad, la migrante venezolana María Gabriela lidera una plataforma digital de enseñanza de idiomas que llega hasta Rusia, India y Libia. A su arribo a Colombia trabajó como niñera y cocinera, pero no desaprovechó oportunidades para desarrollarse profesionalmente

Reporte Especial Proiuris

Anggy Polanco

Su papá vendió el automóvil de la familia para apoyar el proyecto de vida de María Gabriela. Ella apenas tenía 18 años de edad y estudiaba Idiomas en la Universidad de Los Andes cuando decidió migrar a Colombia.

María Gabriela Vivas Sánchez planificó el viaje detalladamente. Partió de San Cristóbal y al llegar a Cúcuta la esperaban unos amigos que residían en Bogotá y que ya estaban establecidos en la capital colombiana.

“En mi familia fue muy dura la crisis de Venezuela; poco a poco fue disminuyendo la comida, y eso fue uno de los factores para decidir irme de mi país a corta edad”, cuenta tres años después.

Lea también: Ley migratoria de Colombia debe garantizar inclusión social, económica y cultural

Trabajó como niñera y cocinera antes de acercarse a su área de competencia profesional: la enseñanza de idiomas. Su padre es colombiano, lo cual le facilitó regularizar su situación migratoria y obtener la residencia colombiana.

Admite que en ocasiones se sintió sola y desamparada. Sin embargo, el ejercicio de la solidaridad la fortaleció. Recuerda que en su entorno había muchas personas con discapacidad en situación precaria e hizo lo posible por ayudarlas.

“Cuando tuve papeles comencé a tener más oportunidades de empleo aquí en Colombia y pude ahorrar durante dos años. Luego tuve la oportunidad de trabajar en Rusia y allá desarrollé una metodología de enseñanza de idiomas que me permitió iniciar el emprendimiento que hoy me lleva de satisfacción”, relata la joven.

Lea también: Migración venezolana no influye en incremento de delincuencia en la región

Con más herramientas y un poco más de 20 años de edad, María Gabriela regresó Colombia. Fundó una academia virtual de clases de español y se ubica en internet como www.iamigoschool.com Las personas que ingresan a la plataforma que lidera María Gabriela pueden tener acceso a clases ilimitadas. Los precios son asequibles; cada clase tiene un costo de aproximadamente 3 dólares.

Migrante venezolana
La plataforma se encuentra en internet como www.iamigoschool.com / Foto Cortesía

En apenas siete meses de trabajo disciplinado su emprendimiento se convirtió en una empresa internacional que, además, es fuente de empleo.

“El proyecto ha tenido un gran éxito. He podido trabajar con otras compañías de Colombia y del exterior; empresas de Rusia, India, y Libia. Y queremos expandirnos a más países. No ha sido fácil, pero tampoco imposible”.

Coherente con la condición de migrante de María Gabriela, iamigoschool.com promueve el intercambio cultural entre diversos países. Explica que la enseñanza-aprendizaje de idiomas es el punto de partida de muchos otros proyectos que pueden entrelazar a personas de todo el mundo.

Migrante venezolana
La migrante venezolana logró hacer de su idea de negocio una empresa internacional en solo siete meses / Foto: Cortesía

“Tenemos convenios con trabajadores independientes en Colombia y Venezuela y estamos ayudando a promover el turismo nacional. El valor agregado es ayudar a las personas independientes a continuar sus proyectos y que el idioma no sea una barrera”, expresó la migrante venezolana.

“No es el país al que uno vaya, es la determinación que uno tenga. Uno emana lo que está dentro de uno y debe trasmitir esa energía. Encontré mi misión y en eso estoy”, expresa María Gabriela.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *