Nacionales, Reportes

Registran 162 ataques a trabajadores de la prensa en el primer semestre de 2020

Los ataques a los trabajadores de la prensa fueron reportados por Humberto Prado, Comisionado Presidencial para los Derechos Humanos del gobierno interino han sido amedrentados, detenidos ilegalmente y sometidos a desapariciones forzadas

Reporte Proiuris

Jackelin Díaz

162 ataques contra trabajadores de la prensa durante el primer semestre de 2020 registró el comisionado presidencial para los Derechos Humanos, Humberto Prado, quien este 26 de agosto presentó el informe Libertad de Prensa Bajo Ataque.

Los trabajadores de la prensa fueron amedrentados, detenidos ilegalmente y sometidos a desapariciones forzadas. Prado destacó los ataques fueron ejecutados como represalias, principalmente por la difusión de informaciones vinculadas con protestas ciudadanas.

Hostigamiento

El informe indica que tras la declaración del estado de alarma por la pandemia de COVID-19 hubo un incremento en las acciones de amedrentamiento en contra de los trabajadores de prensa. En total fueron 45 casos registrados por la Comisión de este tipo.

En 17 casos documentados, las víctimas fueron forzadas a eliminar el material grabado. También fueron obligadas a abandonar ciertos lugares bajo la amenaza de ser detenidos si se negaban a acatar la orden

“Son alarmantes los altos niveles de impunidad que existen en el país, las agresiones y la violencia a las que recurren los atacantes y, principalmente, el papel cada vez más activo que tienen los líderes del régimen usurpador», dijo Prado.

Detenciones y desapariciones forzadas

La Comisión contabilizó un total de 29 detenciones arbitrarias contra los trabajadores de la prensa. De ellas, 21 fueron cometidas contra hombres y ocho contra mujeres.

Un total de 18 detenciones se realizaron en el momento que los periodistas se encontraban reportando hechos de interés nacional desde el lugar de su ocurrencia. Generalmente, dijo el Comisionado, fueron forzados a eliminar el contenido grabado.

Lea también: Nicmer Evans, otra víctima de la persecución estatal

Tres periodistas fueron sometidos a desapariciones forzadas que se extendieron hasta por 48 horas. En el 58,63% de las aprehensiones documentadas, los comunicadores sociales fueron detenidos por períodos de tiempo que variaban entre los 40 minutos y las 19 horas, para posteriormente ser liberados.

Además, en 41,37% , equivalente a 12 detenciones, los trabajadores de la prensa fueron sometidos a un proceso penal carente de garantías. Finalmente, en 11 de esos casos, se dictaron medidas que implican la sujeción de los afectados a procesos penales.

Subregistro

El Comisionado destacó que actualmente existe un aumento de la política represiva del régimen contra los comunicadores y que el número de ataques pueda ser mayor al reportado en el informe.

Esto debido al temor de las víctimas a denunciar los hechos y la falta de medios independientes que divulguen las violaciones de la libertad de prensa.

Los ataques dirigidos contra los periodistas están clasificados en tres tipos de actuaciones: detenciones arbitrarias, actos de hostigamiento y censura de medios de comunicación.

Lea también: Fiscal general confirma patrones de ejecuciones extrajudiciales de las FAES

“En todos estos ataques el comportamiento del gobierno ilegítimo varió. En unos casos permaneció pasivo e indiferente, demostrando su falta de voluntad para impedir la comisión de actos y sancionar a los responsables”, señaló Prado.

La Comisión exigió que realicen investigaciones inmediatas, exhaustivas e imparciales sobre las agresiones sufridas por los trabajadores de la prensa a manos de los cuerpos de seguridad del Estado.

Pidió que se sancione a los responsables de tales actos y se ofrezcan reparaciones justas, integrales y con un enfoque sensible al género, a cada una de las víctimas.

Ttambién exigió garantizar la protección de las víctimas en todas las instancias del proceso y que se les informe debidamente del desarrollo y resultados del mismo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *