Nacionales, Reportes

Las FAES lo mataron y luego le “sembraron” una granada

FAES Lara

Funcionarios de las FAES asesinaron a dos hombres a los cuales vinculaban con la banda criminal de alias Santanita. A uno de ellos le “sembraron” una granada luego de la presunta ejecución extrajudicial

Reporte Proiuris

Karina Peraza Rodríguez

“Si tuviera una granada, nosotros no viviéramos en un ranchito. Ellos le sembraron una granada, nos roban dos cestas de cambur un candando y no bastando con eso le arrebataron la vida”, expresó uno de los familiares de Robinson Alexander Escudero, de 26 años de edad, quien habría sido asesinado por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

Según la versión oficial Robinson se enfrentó a la comisión de la FAES, como también lo habría hecho Daiver Antonio Pérez Pineda, de 23 años de edad. Ambos fueron señalados de ser integrantes de  la banda criminal liderada por Ángel Josué Santa Peña, alias Santanita, quien es uno de “los más buscados” por las autoridades policiales en la región.

Lea también: En busca de Santanita policías de Lara han matado a 17 hombres

El hecho donde murieron estos dos jóvenes ocurrió el viernes 14 de agosto en el sector La Gran Bendición de Dios, ubicado al oeste de Barquisimeto, estado Lara.

Familiares de Robinson, cuya identidad se mantiene en reserva por riesgo de represalias en su contra, relataron  que a las 10:00 am llegaron los funcionarios de las FAES. Eran aproximadamente 30 uniformados y encapuchados; se movilizaban en motos y automóviles particulares.

Los funcionarios de las FAES empujaron la puerta del rancho donde vivía Robinson. A la madre le enseñaron una foto vieja de Robinson y le preguntaban dónde estaba. Ella respondió que desconocía el paradero de su hijo. Revisaron la vivienda y prosiguieron la búsqueda en otras casas cercanas. Lo encontraron en una de esas casas, donde estaba realizando un trabajo de albañilería.

“Cuando encontraron a Robinson una funcionaria regresó al rancho y le dio una cachetada a su mamá, porque ella lo estaba negando”, relató uno de los familiares.

Después del mediodía los funcionarios de las FAES abandonaron el sector La Gran Bendición de Dios. Los familiares de  Robinson fueron a buscarlo en las dos sedes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) más cercanas. En ambas,  les dijeron que no estaba.

Los familiares de Robinson aseguran que las FAES le sembraron una granada y luego lo mataron dentro de la vivienda donde hacía el trabajo de albañilería. Niegan que junto a él estuviera Daiver, quien, según la versión policial, fue ultimado en el mismo procedimiento

Antes del mediodía los cadáveres de Robinson y Daiver fueron ingresados a la emergencia del Seguro Social Pastor Oropeza; cada uno tenía un disparo en el pecho.

Una vez que se reportó este ingreso, los espacios de ese centro asistencial fueron evacuados por la presencia de una supuesta bomba y según la información oficial Robinson la tendría en su pantalón. Hasta una fotografía tomaron los funcionarios. Su familia refutó esa versión. Le sembraron una granada, repitieron.

 “No manejaba armas y mucho menos una granada. Y si la tuviera tampoco la va a cargar encima para ir a trabajar. Ahora también vienen a decir que es de la banda Santanita y ni conocíamos a ese hombre”, detalló uno de los familiares de Robinson.

Lea también: Las FAES lo mataron y robaron hasta las gallinas de su casa

Los familiares aseguran que los funcionarios de las FAES los robaron; que se llevaron consigo dos cestas de cambur, así como un candado.  “Ellos y que van por los delincuentes, pero ¿quiénes son los ladrones?, pues ellos”, enfatizó uno de los deudos de Robinson.

Se pudo conocer que este joven asesinado no tenía antecedentes penales. La familia es oriunda de Humocaro, municipio Morán. Allí se dedicaban a la agricultura.

Sobre Daiver no se logró contacto con sus familiares. Extraoficialmente se supo que este joven vivía en el barrio El Carmen, una comunidad cercana al sector  Los Crepúsculos

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *