Nacionales, Reportes

CICPC asesinó a dos hombres por cobrarle una deuda de 20 dólares

CICPC asesinó 2

En Ciudad Guayana un funcionario del CICPC asesinó a Adrián Quijada y a Framber Ferrer. Los familiares de las víctimas aseguran que simularon un robo frustrado para justificar la presunta ejecución extrajudicial

Reporte Proiuris

Marialejandra Meléndez

20 dólares le costó la vida a Adrián José Quijada García, de 27 años, y a Framber Alberto Ferrer Ferreira, de 26 años. Ambos habrían sido asesinados por un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

Los hechos ocurrieron en el barrio Guaiparito de San Félix, en Ciudad Guayana, el domingo 9 de agosto en horas de la mañana.

De acuerdo con allegados a las víctimas, Adrián Quijada era amigo y vecino de quien le quitó la vida. El joven fue a la residencia del funcionario del CICPC acompañado por su amigo Framber Alberto para hablar con el uniformado sobre la deuda de los 20 dólares.

Lea también: Las FAES intentaron simular enfrentamiento al asesinar a un agricultor

Desde que se intensificó la escasez de combustible en el estado Bolívar, Quijada García y Ferrer Ferreira se dedicaban a la venta clandestina de gasolina.

“Él llegó a pedirle los 20 dólares que faltaban por una gasolina que le había dado un día antes”, indicó uno de los allegados de Quijada.

La pareja del uniformado abrió la puerta y hablaron por varios minutos en la entrada de la casa hasta que salieron dos policías y comenzaron a discutir. Los funcionarios no estaban identificados y tampoco ejerciendo sus labores como agentes del Cicpc.

Aproximadamente a las 10:00 a.m. de ese domingo se escuchó un disparo y luego nueve más. Los cuerpos de Quijada García y Ferrer Ferreira fueron arrastrados hasta la parte interna de la casa, precisaron testigos del hecho.

Siembra de armas

De acuerdo con la versión policial se trató de un robo frustrado. Los funcionarios alegaron que José Quijada y Framber Ferrer llegaron a la vivienda para robar a una mujer que estaba en compañía de niños menores.

Detallaron que una comisión de la Brigada Contra Bandas del Cicpc les había hecho seguimiento a estos presuntos delincuentes. Cuando llegaron los uniformados, activaron sus armas de fuego, dicen las autoridades.

“Una escopeta y una pistola le sembraron. Se las colocaron al lado”, aseguran allegados de José Quijada.

En este caso en el que se presume que el CICPC asesinó a los dos hombres, se evidencian dos de los patrones documentados por Proiuris: siembra de armas y simulación de enfrentamiento.

Adrián recibió ocho disparos, distribuidos en cabeza, abdomen, costado izquierdo, cuello y brazo derecho. “A él lo mataron con odio”, aseguran sus dolientes.

Lea también: Funcionarios del Cicpc ejecutaron a un albañil frente a su hija, denuncian familiares

El acta de defunción de Framber Alberto indica que presentó tres heridas por paso de proyectil. Dos en el pecho y uno en la cabeza.

Deudos de Framber explicaron que él no tenía relación con el funcionario. “Él solo acompañó a Adrián a buscar el dinero. Estuvo en el sitio equivocado”, lamentan.

Ninguna de las víctimas asesinadas por el funcionario del CICPC tenía antecedentes penales. Se dedicaban a la venta de combustible para el sustento económico.

«Adrián a veces viajaba al sur del estado, hacia El Callao, para trabajar en las minas. Desde la cuarentena se quedó aquí y así resolvía”, comentan.

Lea también: El CICPC mata tanto como las FAES

Framber, por su parte, dejó huérfanos a dos menores de edad, de uno y tres años.

cicpc asesinó
Familiares y allegados de las víctimas salieron a protestar exigiendo justicia / Foto: Marialejandra Meléndez

Luego de emitir la denuncia ante la Fiscalía, se espera que las autoridades tomen las decisiones correctas “para hacer justicia”.

El 11 de agosto las dos familias salieron a la calle con carteles en demanda de justicia para Adrián José Quijada García y Framber Alberto Ferrer Ferreira. Una marea de personas se aglomeró al frente de la sede de la Subdelegación de Ciudad Guayana del Cicpc, en San Félix.

“Queremos justicia para los asesinos de Adrían José y Framber Alberto”, rezaba uno de los carteles. “No nos cansaremos hasta que se haga justicia”, se leía en otro.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *