Nacionales, Reportes

Desde hace 5 meses duerme en la puerta del Hospital Central de San Cristóbal

Hospital Central de San Cristóbal Wendy Peña

Wendy Peña duerme en la puerta del Hospital Central de San Cristóbal a la espera de una intervención quirúrgica. Antes de la pandemia decidió retornar a Venezuela en bicicleta. Cuando iba por Cúcuta sufrió un accidente que le lesionó la rodilla izquierda

Reporte Proiuris

Anggy Polanco

Wendy Peña había migrado a Perú, pero decidió retornar a Venezuela en bicicleta. Cuando iba por Cúcuta sufrió un accidente y se lesionó la rodilla izquierda. En marzo cruzó la frontera y desde entonces espera a las puertas del Hospital Central de San Cristóbal por la intervención quirúrgica que necesita. Allí, sobre un cartón tirado en el suelo, duerme la mujer de 31 años de edad.

Cuenta que en el Hospital Erasmo Meoz de Cúcuta le prestaron una asistencia limitada y la refirieron al Hospital Central de San Cristóbal. Entre los documentos que muestra para requerir la asistencia médica está una solicitud de exámenes y consulta con ortopedia y traumatología, fechada el 25 de enero de 2020. En el papel ya desvencijado se puede observar el membrete del Hospital Erasmo Meoz.

Además, muestra su cédula de identidad venezolana, su pasaporte venezolano, su tarjeta migratoria fronteriza y un documento de identidad peruano.

El golpe con una acera le afectó el ligamento de la rodilla izquierda. A mediados de  marzo la joven llegó al primer centro de salud de Táchira y allí vive porque no tiene familiares en San Cristóbal ni una vivienda a donde ir.

Lea también: Personas que retornaron a Venezuela afirman que el país está peor que cuando huyeron

La pandemia alejó las posibilidades de que Wendy recibiera oportunamente la atención médica que requiere. La prioridad era y sigue siendo la contingencia sanitaria. Su caso no fue considerado una emergencia, dijo la joven, y en el Hospital Central de San Cristóbal solo se están realizando cirugías para casos de fracturas de huesos, según confirmó el director Leonardo Contreras.

“La rotula se salió de dirección y el ligamento se rompió. Me vine de Colombia porque allá no me pueden dar atención médica porque no tengo seguro. Por eso me refieren para acá”, expresó la joven de 31 años.

Wendy cuenta que sus familiares más cercanos están en Valera, estado Trujillo, y tampoco cuentan con dinero para desplazarse hasta San Cristóbal. El papá y la mamá de Wendy quedaron atrapados en Perú, en donde residen desde el año 2018, cuando la familia decidió huir de Venezuela por la emergencia humanitaria compleja en el país.

 “Un residente sí me atendió y me mandó hacer una resonancia magnética de rodilla. Pero ellos dicen que tengo que estar acompañada de un familiar para dar inicio a hospitalización y operación. Mientras que mis familiares no lleguen no me atienden. Ya llevo en este hospital 5 meses”, narró Wendy.

El poco dinero que le queda lo usa para alimentarse. Una amiga y algunas personas que ha conocido en estos cinco meses le preparan comida y se la llevan hasta el hospital. En las noches tiende un cartón en la entrada de la sala de espera de las embarazadas o en la entrada del servicio de emergencia. Tiene dificultades para caminar.

Los padres de Wendy están esperando que habiliten vuelos para llegar a Venezuela, pero el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) extendió la suspensión de operaciones aéreas civiles, privadas y comerciales, para vuelos internacionales o domésticos en Venezuela hasta el 12 de septiembre.

“Desde los siete años comencé a andar bicicleta y también practico natación. Soy deportista y tengo medalla. En Venezuela me gradué de Educadora en la Universidad Simón Rodríguez. Nunca había tenido un accidente, es primera vez”, dice Wendy

La migrante venezolana manifiesta que se está quedando sin dinero y lo que lo único que le queda es aguantar el dolor.

“Sí siento que mi derecho a la salud está siendo vulnerado porque tengo mis documentos, soy venezolana adonde quiera que vaya. Me han dicho que espere a que termine la pandemia, pero si la pandemia no termina nunca yo seguiré acá tirada en un cartón”, manifestó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *