Nacionales, Reportes

Las FAES lo mataron dentro del rancho de zinc donde vivía

Las FAES lo mataron en el rancho de zinc donde vivía

Kenis Hernán Chirinos Gutiérrez, de 35 años de edad, retornó a Venezuela el 21 de marzo. El 21 de julio las FAES lo mataron de dos disparos dentro del rancho de zinc donde vivía en un terreno invadido en Barquisimeto

Reporte Proiuris

Karina Peraza Rodríguez

“¡Es el gobierno, abran la puerta!”. Eran las 4:30 am. Kenis Hernán Chirinos Gutiérrez, de 35 años de edad, dormía y se levantó sobresaltado por el amenazante llamado que rápidamente degeneró en patadas que estremecieron el pequeño rancho de zinc.

El 21 de julio una comisión de la Brigada Territorial de Inteligencia (BTI) de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) irrumpió violentamente en la comunidad formada por 84 familias que ocuparon un terreno en la calle 1 del urbanismo Gil Fortoul, en la parroquia Unión de Barquisimeto, estado Lara.

Kenis Hernán estaba  con su pareja, su pequeño hijo de 5 años de edad y sus dos hijastras de 8 y 12 años edad. No les quedó otra opción que dejar entrar a los funcionarios de las FAES, según relataron vecinos de la comunidad que no quisieron identificarse por temor a represalias.

“Escuchamos que el niño lloraba y que a él le preguntaban su nombre, qué hacía y si tenía antecedentes. Le pedían que buscara las armas y las drogas”, dijo un testigo.

Lea también: Un expresidiario con tuberculosis fue asesinado por las FAES

Sin esperar respuestas, los agentes de las FAES comenzaron a golpear al hombre. Su pareja les decía que no tenían nada de lo que mencionaban y que podían revisar todo el rancho de zinc para verificarlo.

Sacaron a la mujer y a los tres hijos del rancho. Los obligaron a abordar un vehículo y los alejaron del lugar. Diez minutos, indican testigos, después se escucharon los disparos: “Pero nadie podía salir, ni meterse en eso porque nos daba miedo que nos mataran”.  

Eran aproximadamente 20 funcionarios que tomaron la zona, todos estaban con sus rostros cubiertos y no dejaban salir de sus viviendas a los vecinos, mientras la BTI realizaba el procedimiento.

A 7:00 am una de las patrullas salió de la comunidad y en ella llevaban el cuerpo de Kenis Hernán, que fue trasladado a la sala de emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto. Tenía un impacto de bala en el tórax y otro en el abdomen.

Lea también: Las FAES lo mataron y robaron hasta las gallinas de su casa

Un familiar del joven fallecido informó  la pareja y los hijos de la víctima fueron abandonados  en un centro comercial. La mujer y los niños y niñas fueron a casa de otros familiares. Tenían miedo de regresar al rancho donde mataron a Kenis Hernán.

Kenis Hernán era comerciante. Iba y venía de Colombia para comprar mercancía que luego revendía. Pero el 21 de marzo llegó de nuevo a Barquisimeto, pues se vio obligado a retornar a Venezuela por la pandemia. Eventualmente hacía trabajos de albañilería en la misma comunidad. Andemás de la manutención de un niño de 5 años y sus dos hijastras, también debía responder por otras dos hijas de 14 y 17 años de edad.

Hace diez años Kenis Hernán había recuperado su libertad, luego de estar preso en el Internado Judicial de Tocuyito, en el estado Carabobo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *