Nacionales, Reportes

Las FAES mataron a un pastor evangélico en Barquisimeto

Las FAES mataron al pastor evangélico Dubian Barboza, de 41 años de edad, a quien habían detenido el 23 de junio de 2020, a tres cuadras de su casa, en la urbanización La Concordia de Barquisimeto

Reporte Proiuris

Karina Peraza Rodríguez

En la última semana de junio el gobierno había impuesto la llamada cuarentena radical en Lara. Para detener la propagación de la COVID-19 nadie podría circular por vías públicas después de la 1:00 pm. Aparentemente, el incumplimiento de las medidas de distanciamiento físico le costaría la vida al pastor evangélico Dubian Valencia Barboza, de 41 años de edad.

El hombre era residente de la urbanización La Concordia, ubicada en la vía Quíbor, parroquia Ana Soto, al oeste de Barquisimeto. El 23 de junio se encontraba solo en su vivienda. Un poco antes de las 3:00 pm el internet comenzó a fallar y fue a casa de un vecino en procura de conectividad.

Uno de los residentes de la zona, que no se identifica por riesgo de represalias en su contra, realtó que Dubian caminaba a su vivienda  de regreso; estaba a escasas tres cuadras cuando a la comunidad ingresó un vehículo tipo patrulla, blanco, sin placas.

De la unidad policial se bajaron cinco hombres. Algunos tenían uniformes con camuflaje verde y los vecinos aseguran que eran funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). Se acercaron a Dubian y el pastor evangpelico, sin oponer resistencia alguna, abordó la patrulla y se lo llevaron con rumbo desconocido.

“Se llevaron al vecino por estar incumpliendo la cuarentena, eso es que no cargaba tapabocas”, eran algunos de los comentarios que se escuchaban en la comunidad. Ese día más nadie se atrevió a salir de sus casas. Temían ser detenidos.

El 24 junio amaneció la puerta de la casa de Dubian abierta y las luces y artefactos eléctricos encendidos. Los vecinos de La Concordia decidieron llamar a su familia e informarle que se lo llevaron por incumplir la cuarentena”.

Familiares de Dubian fueron hasta la casa y efectivamente todo estaba como el hombre lo había dejado;  hasta el teléfono celular estaba en la vivienda. Sin embargo, no tenían idea de por dónde empezar a buscar.

Mientras estaban en la vivienda los familiares del hombre recibieron una llamada telefónica. El cuerpo de Dubian estaba en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto. Todavía no entendían qué había sucedido.

Lea también: En busca de Santanita policías de Lara han matado a 17 personas

Los familiares indagaron con todos los vecinos nuevamente sobre lo que habían visto y cada uno le respondió que efectivamente “se lo llevaron vivo”.

Consternados por la noticia y muy confundidos con lo que sucedía se fueron hasta la morgue y se enteraron que, en efecto, fue detenido por una comisión de las FAES.

Sin embargo, la versión oficial indica que el pastor evangélico se enfrentó a los funcionarios en el sector Simón Rodríguez, detrás del Cementerio Municipal de Barquisimeto.

Además, lo señalaron como un integrante de la banda de “Santanita”, como se conoce Ángel Josué Santana Peña, uno de “los más buscados” por los cuerpos de seguridad de Lara y al que se le atribuyen atentados con artefactos explosivos.

Dubian había estado detenido hace 21 años por el delito de hurto genérico y cumplió su pena. En la cárcel de convirtió al evangelio y luego asumió el cargo de pastor de una iglesia evangélica en Yaracuy. Sus familiares presumen que por este “antecedente viejo” mataron a Dubian Barboza. Las FAES mataron a un pastor evangélico.

El fallecido trabajaba en el terminal de Barquisimeto, en una línea de transporte que cubre las rutas hacia el oriente del país. En los últimos meses, por la cuarentena, no tenía trabajo y permanecía en su casa. Pero un desliz, como dicen los vecinos, por incumplir la cuarentena, le costó la vida.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *