Colombia

ONU: 240.000 venezolanos y venezolanas retornarán al país hasta finales de 2020

venezolanos retornarán al país

La OCHA expresó su preocupación por los venezolanos que retornarán al país y que podrían necesitar apoyo en sus lugares de origen. Los que regresan, por lo general, están en un alto nivel de vulnerabilidad

Reporte Proiuris

Jackelin Díaz

“Las limitadas capacidades de los alojamientos temporales aumenta la vulnerabilidad de los migrantes, especialmente de las mujeres, niñas, niños, personas indígenas y personas LGBTI, en términos de protección y de violencia de género”.

Este 15 de julio se publicó el Plan de Respuesta Humanitaria con panorama de necesidades 2020 de la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés).

El plan analiza el impacto del retorno de venezolanos y venezolanas sobre las comunidades de origen, las zonas de tránsito y las comunidades de acogida.

Según datos reportados por gobiernos de tránsito y destino hay aproximadamente 5,1 millones de personas migrantes y refugiadas venezolanas en todo el mundo, la mayoría en países de América Latina. Así lo precisa el documento que cita los cálculos de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela hasta el 5 de mayo de 2020.

El flujo seguirá en aumento

En contraste, el gobierno de Nicolás Maduro sostiene que el fenómeno migratorio es de una “escala significativamente menor”. Solo admite que hubo 1,2 millones de migrantes nacionales entre 2015 y 2019.

Según registros oficiales, desde el 6 de abril, cuando se estableció la cuarentena obligatoria para las personas retornadas, hasta el 10 de junio, 56.633 personas habrían regresado a Venezuela.

El estudio promedia que casi 1.100 personas reingresan al país diariamente por las fronteras terrestres. En total, se trata de más de 90.000 personas que retornaron a Venezuela en el contexto de la pandemia de la COVID-19.

La OCHA calcula que la cantidad de venezolanos que retornarán al país irá en aumento. Sobre la base del promedio de flujo diario desde el 6 de abril, para finales de 2020 habrán regresado a Venezuela aproximadamente 240.000 personas.

Movilidad interna en alza

La OCHA destaca que un número importante de personas se han desplazado desde el interior de Venezuela hacia zonas urbanas, como Caracas, e incluso hacia zonas mineras del estado Bolívar en busca de oportunidades de trabajo.

En algunas comunidades en el Área Metropolitana de Caracas, se ha determinado un aumento poblacional de 10%, y hasta 32% en algunas comunidades del estado Miranda

La búsqueda de oportunidades económicas y un mejor acceso a bienes y servicios esenciales son las principales razones por las que los venezolanos deciden movilizarse dentro del país y finalmente migrar.

“Un estudio del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), sobre el perfil de mujeres en situación de movilidad en zonas de frontera en 2019, reflejó que 91 % de las encuestadas (casi 10.000 mujeres) se están desplazando para mejorar sus ingresos y su situación económica”, se lee en el documento.

Algunas personas también se desplazan por los riesgos de violencia en sus lugares de origen y la afectación de los sistemas de protección.

Esta situación afecta a mujeres y niñas en forma especial. Aproximadamente 70 % de las víctimas de trata y explotación son mujeres y niñas.

El perfil de mujeres en situación de movilidad elaborado por el UNFPA indica que 32 % de las encuestadas viajaba con sus hijas e hijos. 42 % viajaba sola y a 68 % nadie las esperaba en su destino final. Esto incrementa sus necesidades, así como los riesgos de explotación sexual y laboral.

Un diagnostico desalentador

“La movilidad humana no sólo impacta las zonas de tránsito y las comunidades de acogida, sino también a las comunidades y personas en las zonas de origen, las cuales es necesario tomar en consideración en la respuesta humanitaria”, indica el documento de la OCHA.

En el diagnóstico que sustenta el plan también destaca una disminución importante en la cantidad de medidas de protección otorgadas a víctimas de violencia de género. Estas han pasado de 86.889 en 2017 a 45.188 en 2018.

En consecuencia, agrega en el texto la OCHA, esto puede indicar insuficientes recursos o capacidades para garantizar una respuesta adecuada a las personas afectadas.

La Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios también alertó sobre las dificultades que tienen las personas que huyen de Venezuela sin documentación, o incluso sin haber podido registrar su nacimiento o el de sus hijas e hijos. Ello, destaca el documento, puede generar situaciones de apatridia.  

Lea también: Violencia contra las migrantes y refugiadas aumenta con la pandemia

Asimismo, la OCHA expresó su preocupación por los venezolanos y venezolanas que retornan al país y que podrían necesitar apoyo en sus lugares de origen. Esto sugiere un alto nivel de vulnerabilidad por la falta de ingresos y recursos económicos.

Un factor importante es que muchos ciudadanos regresan al país luego de vender todos sus bienes o usaron sus ahorros en su proceso migratorio.

Además, el plan enfantizó la situación de algunas familias que quedaron sin recursos debido a que dependían, en parte, de las remesas que mandaban desde los países vecinos.

Una respuesta coordinada

La OCHA sostiene que existen cuatro objetivos específicos y los clústeres de Seguridad Alimentaria y Medios de Vida, Salud, ASH, Educación, Alojamiento, Energía y Enseres (AEE), Protección y sus áreas de responsabilidad de Violencia de Género y Protección de niños, niñas y adolescentes coordinarán sus intervenciones para aumentar la resiliencia y el acceso a los servicios esenciales de las personas más vulnerables.

Por ello, pidió que los actores humanitarios tengan como meta reducir la vulnerabilidad de 400.000 personas que están en movilidad o asociadas, que se encuentren en asentamientos individuales o colectivos centros de alojamiento temporal para la cuarentena de las personas retornadas.

Lea también: Volver a migrar a Colombia por un mejor futuro para sus hijos

La acciones también estarán destinadas a asistir a a los personas que no tengan vivienda, así como a aquellas familias que están en riesgo de movilidad.

Las actividades se centrarán en mejorar sus condiciones de alojamiento individual y colectivo. El objetivo es afrontar los riesgos de protección y asegurar la dignidad y sensibilidad al género y a la edad.

Finalmente, la organización informó que los socios facilitarán, a través de apoyo a las instituciones y en las comunidades, el acceso a la documentación legal. Entre estos se incluyen documentos de identidad y certificados de nacimiento y de defunción a 430.000 personas en situación de mayor vulnerabilidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *