Nacionales, Reportes

Juventud venezolana sufre deserción escolar, desempleo y pobreza, denuncia la CIDH

CIDH teme por la crisis que afecta a la juventud venezolana

La Comisión Interamericana instó al Estado a adoptar medidas que garanticen los derechos de la juventud venezolana, parte de la cual ha huido del país

Reporte Proiuris

Jackelin Díaz

“Vemos con preocupación que muchas mujeres jóvenes migran con bebés en brazos o en estado de embarazo debido a la crisis humanitaria compleja que se vive en Venezuela”, señaló este jueves 2 de julio la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para exigir protección y respecto por los derechos de la juventud venezolana.

La CIDH realizó un llamado a que se adopten medidas integrales que sean dirigidas a dicha población, pues la organización considera que la juventud venezolana enfrenta grandes desafíos para sobrellevar adecuadamente su etapa de desarrollo y potencializar su autonomía personal en el país.

En varios estados del país, señala la instancia internacional, se presentan altos índices de deserción y abandono escolar en los centros de educación media, alta, superior y técnica.

“Esto sería atribuible a la interrupción de servicios públicos, así como la suspensión de programas de alimentación escolar», reza el boletin de prensa.

Lea también: Identificación biométrica en Colombia apunta a la inclusión de venezolanos

La CIDH también mostró preocupación por el alto índice de desempleo juvenil que, para el año 2019, se ubicó en el 18,78%. Igualmente denunció que entre 2016 y 2019 habrían sido reclutados al menos 15.000 jóvenes por grupos armados irregulares en la frontera con Colombia.

A la Comisión le preocupa los controles sociales para acceder a programas públicos del gobierno como el Plan Chamba Juvenil.

Para recibir beneficios el requisito gestionar  el ‘carnet de la patria’, que, por sus signos distintivos, sugiere afiliación política e ideológica con el gobierno.

Por otro lado, la CIDH observó, en su visita in loco a la frontera colombo-venezolana que la migración venezolana está compuesta en gran medida por personas jóvenes en condiciones de pobreza.

Destacó que diversos factores, tales como género, etnia o discapacidad, colocan a diversos grupos de la población en una situación especial de riesgo.

Por este motivo, la Comisión hace un llamado a que se adopten medidas con enfoques interseccionales.

Esto con la finalidad de que la juventud venezolana ejerza de manera integral su desarrollo y disfrute tanto de sus derechos civiles y políticos como los económicos, sociales y culturales.

Este 7 de julio fue presentada la Encuesta de Condiciones de Vida 2019-2020, (Encovi). El estudio registró una caída en la demanda potencial de la educación en Venezuela.

También expuso que existe un retroceso en el acceso a la educación entre la población de 18 a 24 años de edad. Entre 2014 y 2018, la demanda era de 12.700.000, mientras que para este año, cayó a 11.000.000.

Lea también: Pobreza crónica en Venezuela alcanzó 41 %

El riesgo de exclusión educativa se hace bastante mayor entre la población de 12 a 17 años, donde 27 % de ellos se encuentra en rezago escolar severo.

El rezago escolar severo en el caso de los hombres se ha duplicado, y en las mujeres es el triple. Además que dos de cada cinco estudiantes de la población más pobre en el país tiene algún nivel de este atraso estudiantil. 

Por ello, se estima que casi cuatro millones de niños están en situación de vulnerabilidad y no tienen garantía en su derecho a la educación.

En cuanto a la educación universitaria la población de 18 a 24 años es de 3.136.000, según Encovi. De estas cifras 2.282.000 no asisten a clases, 775.000 asisten a clases, 155.000 se gradúan y 2.127.000 no se gradúan.

“Venezuela tocó techo en su segundo esfuerzo de masificación en el acceso a la educación en medio de una enorme bonanza económica sin cumplir las metas de universalización en las edades de 15 a 17 años a las cuales se aproximaron países como Chile o Argentina”, explica el estudio de Encovi. 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *