Nacionales, Reportes

Imponen casa por cárcel a Gorriño por twittear sobre fiesta de Maduro

Casa por cárcel a Gorriño

Casa por cárcel fue la sanción adelantada contra el jefe de Seguridad Ciudadana del municipio El Hatillo. La medida fue dictada por el tribunal 43 de Control de Caracas. La Fiscalía imputó el delito de promoción e incitación al odio y solicitó 20 años de prisión

Reporte Proiuris

Erick S. González

El juez Luis Albornoz, a cargo del tribunal 43 de Control del Área Metropolitana de Caracas, impuso casa por cárcel al jefe de seguridad ciudadana de la Policía Municipal de El Hatillo, Javier Gorriño. La razón: informar a través de Twittear sobre la supuesta presencia de Nicolás Maduro en una fiesta.

El Ministerio Público imputó a Gorriño el delito de promoción o incitación al odio, establecido en el artículo 20 de la Ley Constitucional contra el odio, por la convivencia pacífica y la intolerancia, dictada por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente y vigente desde su publicación en Gaceta Oficial el 8 de noviembre de 2017.

Los fiscales invocaron el agravante establecido en el artículo 21 de la ley, con la pretensión de que Gorriño pague 20 años de cárcel.

La ONG Espacio Público informó sobre la excarcelación del comisario Gorriño. Asimismo, el alcalde del municipio El Hatillo, Elias Sayegh, ratificó que el director de seguridad estaba camino a su casa.

Según fuentes cercanas al caso, además de casa por cárcel, a Gorriño se le prohibió referirse a su caso a través de los medios de comunicación.

Funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) detuvieron a Gorriño la mañana del 25 de junio, en la sede de Polihatillo, en El Hatillo, frente  a la Plaza Bolívar del municipio.

Según la versión compartida por el alcalde del municipio El Hatillo, Gorriño fue detenido por informar en su cuenta en la red social de Twitter sobre una fiesta que se desarrollaba en Los Naranjos, donde presuntamente se encontraba Nicolás Maduro.

También puedes leer: Sancionan con casa por cárcel a periodistas Mimi Arriaga y Marco Antoima

“Ojo me indican los patrulleros y el supervisor que en la fiesta de Sur tres de Los Naranjos, no pueden hacer nada porque se encuentra Casa Militar e indican que está el primer mandatario”, se lee en un tweet que horas después fue borrado.

Luego del mensaje, Gorriño aseguró que perdió el dominio de su cuenta por un hacker. Sin embargo, 12 horas más tarde lo detuvieron.

Instrumento de censura

Dos ciudadanos más están bajo proceso penal por difundir mensajes a través de la red social Twitter que incomodan al gobierno de Nicolás Maduro.

Los periodistas Mimi Arriaga y Marco Antoima, vinculados con el uso anónimo de la cuenta en Twitter VVPeriodistas, también fueron imputados por el delito de promoción o incitación al odio, el 22 de junio.

Darvinson Rojas fue el primer periodista imputado y procesado, durante la cuarentena, específicamente por usar Twitter para informar sobre la COVID-19 en Venezuela.

Luego de 12 días detenido en el comando de las FAES, en Caricuao, Rojas fue excarcelado el jueves 2 de abril. La Fiscalía le imputó el delito de instigación al odio e instigación pública.

Desde el inicio de la cuarentena por la COVID-19, 13 personas han sido procesadas por difundir información relacionada con el coronavirus, el gobierno de Nicolás Maduro y el uso de cuentas anónimas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *