Colombia, Reportes

Humanizar la migración, el reto del periodismo

humanizar-la-migración

Humanizar la migración a través de nuevas narrativas periodísticas es la propuesta que formularon la comunicadora social colombiana Ginna Morelos y el sociólogo venezolano Tulio Hernández

Reporte Proiuris

Anggy Polanco

La responsabilidad de periodistas y medios de comunicación en la construcción de un imaginario colectivo sobre la migración forzada de venezolanos. Ese fue el tema abordado por la comunicadora social colombiana Ginna Morelos y el sociólogo venezolano Tulio Hernández, durante el seminario internacional «Claves para informar en tiempos de pandemia, miedo y alarma social«.

Hernández, director del Centro de Memoria, Migración y Reconstrucción de Venezuela, expuso que todo proceso de movilidad en masa genera perturbaciones en la sociedad receptora.

En su opinión, se generan estigmas, miedos y egoísmos, reacciones que no deben ser satanizadas porque es también una respuesta humana ante un nuevo panorama. Humanizar la migración es la clave desde su punto de vista.

Humanizar-la-migración-Tulio-Hernández
Tulio Hernández es director del Centro de Memoria, Migración y Reconstrucción de Venezuela

En este sentido, destacó que la manera en cómo actúan los medios o el periodismo, en su inmensa capacidad para crear opinión pública, es decisiva.

«El buen periodismo necesita de entrenamiento, capacitación, profunda sensibilidad y compromiso en el tema migratorio; no se puede dar por hecho que cualquiera puede hacer buen periodismo» argumentó.

Periodismo de integración

Hernández hizo referencia a España, donde «hay universidades que han dedicado un gran esfuerzo a establecer una especie de normas y recomendaciones para producir un periodismo no xenofóbico.

Explicó que este periodismo facilita la integración de los migrantes y, en vez de reforzar los estigmas, los enfrenta de una manera inteligente: humanizar la migración, ponerle rostros y voces a la crisis de movilidad.

Lea también: La migración venezolana puede convertirse en un movimiento productivo

Para avanzar en el propósito de humanizar la migración recomendó a los periodistas el buen uso de las nociones con enfoque de derechos humanos. En definitiva, considera el experto, se trata de poner el énfasis en la democracia y la solidaridad.

“Un venezolano, un colombiano o un chileno asesinó a una señora. Si ese dato no es importante, si no aporta nada, si igual pudo haberlo hecho un local, ¿por qué agregarlo?”, ejemplificó.

Como primera regla en procura de humanizar la migración sugirió manejar correctamente las cifras, en cuanto a los porcentajes y darle mucho contexto a los temas relacionados con la violencia.

«Es necesario dar contexto internacional del fenómeno, no solo abordar las partes negativas, sino informar sobre los enriquecimientos que trae consigo: mano de obra calificada, incrementos de producto interno bruto», recomiendó Hernández.

A su juicio es un error limitar la cobertura sobre migración a la comisión de delitos por parte de venezolanos o por el surgimiento de una pandemia como la de la COVID-19.

Los números no bastan

Para humanizar la migración Hernández considera imprescindible procesar periodísticamente las cifras con este propósito. «No es un número. Es una persona que sufre, que tuvo que irse por problemas en su país. Nadie elige una emigración forzosa sino hubo una razones que le empuje».

“Generar empatía en el lector, hacerle sentir que un migrante debe ser tratado como él quisiera que fuera tratado si le tocara eso”, propone.

Otra de las ponentes que participó en esta última sesión del seminario, fue Ginna Morelos, periodista de investigación y datos, editora y maestra.

“Andar con los migrantes exige casi tratar de entender que ellos, tanto migrantes, como refugiados, y hoy día como retornados, están hablando desde ángulos distintos. Sus historias se están sucediendo al mismo tiempo en muchos lugares».

Datos y terminología adecuada

Morelos resaltó tres aspectos para abordar la crisis de movilidad de venezolanos durante el seminario promovido por la fundación alemana Konrad-Adenauer, la asociación civil de venezolanos radicados en Bogotá, Ávila Monserrate y el Centro de Memoria, Migración y Reconstrucción de Venezuela.

Humanización de la migración
Ginna Morelos, periodista de investigación y datos

La periodista colombiana hizo énfasis en que este tema supone consideraciones políticas que obligan a los periodistas a prepararse y a documentase oportunamente.

«El profesor Germán Castro Caicedo decía que los periodistas no estamos obligados a saberlo todo, pero sí a saber quién lo sabe”. En ese sentido, para humanizar la migración, Morelos sugiurió revisar y estudiar mucho sobre un tema que tiene una connotaciones políticas y sociales muy cambiantes.

El migrante no es una amenaza

Otro aspecto que destacó la investigadora es la revisión de los diferentes problemas alrededor del tema. Explicó que puede haber una construcción equivocada de las narrativas, desde el periodismo y en el seno de las sociedades.

A modo de ejemplo, señaló que lo peor que puede ocurrir es sugerir que los migrantes son una amenaza o llegan para quitarle trabajo y oportunidades de desarrollo a los habitantes de un país. Recordó que esas son las expresiones más básicas de la xenofobia.

“Me movía algo interior, muy fuerte, el saber que Colombia se convertía en un país receptor. Ver que Venezuela se convertía en país expulsor habiendo sido uno receptor. Ver que la magnitud de las historias era tan grandes y que los periodistas solo estábamos abordándolas desde contextos políticos y gubernamentales», expresó Morelo

«Al ciudadano de a pie lo estábamos dejando de lado sin la posibilidad de que interpretara su realidad”, complementó la periodista, recordado que cuando levantó su mano para decir que quería contar eso, comenzaría un largo viaje.

En su opinión es útil desmontar los estereotipos con datos y terminología adecuada. Recomendó alejarse de lo catastrófico como esencia de los contenidos periodísticos vinculados a la migración.

Muchos ángulos y puntos de vista

Otro aspecto que resaltó Morelos fue el uso cuidadoso de las imágenes, fotografías y videos que se publican sobre el tema migratorio. Por encima de cualquier otra consideración, es necesario preservar la dignidad de las personas, insistió.

Lea también: ¿El sistema de protección internacional ampara a los migrantes venezolanos?

“La cobertura de estos temas no son una sola fotografía, son muchas”, dijo Morelos. Ante las limitaciones de movilidad por la pandemia, la periodista creó una red transnacional de comunicadores sociales para contar las historias, literalmente, desde diversos puntos de vista.

Argumenta que la migración se comienza a cubrir por la explosión en cifras y de imágenes de los venezolanos en las calles de Colombia, lo que convocó al periodismo que cuenta el aquí y el ahora, pero al mismo tiempo alperiodismo que crea memoria colectiva.

“Cuando sepamos que somos los notarios de la historia vamos a ser mucho más responsable con la narrativa y con la cobertura”, concluyó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *