Nacionales, Reportes

ACNUR: Venezuela es el segundo país del mundo con más desplazados

Las restricciones por la COVID-19 han tenido un impacto negativo en los refugiados y migrantes venezolanos, muchos de los cuales ya estaban luchando para subsistir incluso antes de la pandemia

Reporte Proiuris

Jackelin Díaz

“América se convirtió en el epicentro de la pandemia y eso ha hecho más vulnerables a los venezolanos, muchos de ellos dependientes de jornales en trabajos temporales que han desaparecido por los confinamientos, así que la situación es muy grave».

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, se pronunció este jueves 18 de junio sobre la crítica situación de los migrantes venezolanos que salieron del país en busca de mejor calidad de vida debido a la emergencia humanitaria compleja que persiste en Venezuela.

En el informe, analizado por Grandi como antesala al Día Mundial del Migrante, el Alto Comisionado manifestó estar “muy preocupado” por el impacto de la pandemia de la COVID-19 en América Latina, donde miles de ciudadanos podrían enfrentar complicaciones en el extranjero por las medidas restrictivas adoptadas para evitar la propagación del virus.

El impacto, según cifras de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), podría ser especialmente severo para los 3,7 millones de venezolanos y venezolanas que han migrado de su país, siendo además la segunda población mayoritaria de refugiados por detrás de los 6,6 millones de sirios desplazados por la guerra.

«A causa de ello algunos venezolanos, no sabemos la cifra exacta, pero podría estar entre los 30.000 y los 50.000, decidieron regresar a su país, algo que supone cierto riesgo sanitario. Estamos ayudando a estas personas, pues es necesario no sólo desde el punto de vista sanitario, sino también humanitario”, indicó Grandi en el informe.

Indicó que el desplazamiento forzoso en los últimos 10 años se ha duplicado. Cinco países tienen lasmás severas crisis de movilidad humana: Siria, Venezuela, Afganistán, Sudán del Sur y Myanmar. “Son el origen de casi dos tercios de quienes huyen al extranjero”, agregó.

Grandi comentó que la huida de venezolanos se incrementó el año pasado, con 4,5 millones de desplazados en países de la región, siendo Colombia, Perú, Ecuador, Chile y Brasil los que acogen un mayor número de ellos.

Lea También: Huir y retornar en la tercera edad

“Nos preocupa el impacto económico que pueda golpear especialmente a comunidades pobres en zonas fronterizas, y en la competición por recursos que aparecen en las crisis y podrían volverse contra los venezolanos. Hemos visto en los últimos cinco o seis años a políticos sin escrúpulos explotar este tipo de sentimientos, así que debemos estar atentos a la vertiente socioeconómica de la crisis”, finalizó.

En América Latina, la pandemia y sus medidas de confinamiento dejaron a gran parte de los trabajadores refugiados y migrantes de la economía informal sin ingreso y sin acceso a servicios básicos.

Colombia, país que acoge a la mayor cantidad de venezolanos que han salido de su país huyendo de la crisis, concentra a unos 1,8 millones, de acuerdo con los reportes  de Migración Colombia en el mes de abril. De estas cifras, 1,3 % dieron positivo a la COVID-19.

Asimismo, de acuerdo con cifras del Acnur, 80% de los migrantes y refugiados venezolanos entrevistados en el 2019 estaban trabajando en el sector informal, esto implica que, con las medidas de aislamiento, y al vivir del pago diario, no han percibido remuneración, y en el peor de los casos, han sido despedidos sin ningún tipo de seguridad laboral.

Dicha organización también publicó una encuesta aplicada en el contexto de la COVID-19, según la cual arrojó que 90% de los migrantes venezolanos y venezolanos sufrieron caídas de sus ingresos, 42% perdió su empleo y 46% ha sido excluido de los beneficios que ha otorgado el Estado.

Los migrantes venezolanos son la población más vulnerable de acuerdo a informes de Acnur. Los riesgos para la salud, las medidas de confinamiento y cuarentena se han incrementado debido a la llegada de la pandemia de la COVID-19. Dicha situación ha generado graves dificultades para los desplazados venezolanos que hacen frente a la miseria.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *