Nacionales

Denuncian que las FAES ejecutaron a un joven y robaron su bodega

Informe de Provea

En el caso de Enrique Piñero se habrían aplicado cinco de los 16 patrones de ejecuciones extrajudiciales usados por las FAES en sus operativos, identificados por Proiuris: hombres jóvenes en la mira, irrupción violenta a la vivienda, robo, disparo en zonas vitales y negación efectiva del socorro

Reporte Proiuris

Erick S. González Caldea

Con un disparo en el pecho, funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) mataron a Enrique Alexander Piñero Flores, de 26 años de edad, durante un operativo en el sector Caraballo, de Cotiza, el 31 de mayo de 2020.

A dos semanas de los hechos, los familiares de Piñero Flores denunciaron que los funcionarios del cuerpo élite de la Policía Nacional Bolivariana no solo lo ejecutaron, sino que también fue criminalizado y estigmatizado como un delincuente.

“Enrique solo trabajaba para tratar de mantener a sus hijos. Tenía una bodega aquí en la casa, pero el día que lo asesinaron los policías se robaron todo: las chucherías, la comida, todo lo que vieron”, señaló uno de sus allegados, quien prefirió no ser identificado.

Explicó que los funcionarios llegaron a las 3:00 p.m. en varios vehículos e irrumpieron violentamente en el hogar de Piñero, encerraron a las mujeres y los niños en un cuarto y en otro al joven.

También puedes leer:  El beisbol perdió a una joven promesa y las FAES sumaron una víctima a su prontuario

“Decían que lo estaban buscando porque vendía drogas…eso es una mentira. Solo tenía su bodega. Cuando lo encerraron, se escucharon los tiros en la otra habitación”, sostuvo el allegado.

A Piñero lo trasladaron sin signos vitales al hospital Vargas de Cotiza, desnudo y con un disparo en el pecho. En su acta de defunción se lee que falleció por un shock hipovolémico causado por un disparo en el tórax.

Piñero dejó ocho hijos huérfanos. Era el proveedor económico del hogar. “Ahora cómo vamos a recuperar lo que se robaron los funcionarios. Ni en el Cicpc nos dijeron qué pasará con eso”, lamentó el familiar.

Patrones de las FAES

Según el relato de los deudos, en el caso de Piñero se aplicaron cinco de los 16 patrones de ejecuciones extrajudiciales usados por las FAES en sus operativos e identificados por la ONG Proiuris: hombres jóvenes en la mira, irrupción violenta a la vivienda, robo, disparo en zonas vitales y negación efectiva del socorro.

Para los familiares de las víctimas, sobre todo, para aquellos de quienes dependían económicamente, la ejecución de un allegado no solo significa la ruptura del círculo familiar, sino también el sustento de la familia.

“Sus ocho muchachos ahora están pasando trabajo. Es una situación muy preocupante, casi no nos alcanza para la comida y la caja Clap no nos ayuda mucho”, señaló uno de sus familiares.

El familiar manifestó su preocupación por los otros hombres de la familia, quienes podrían ser víctimas de las FAES: “No queremos denunciar a la Fiscalía porque tenemos miedo de que busquen a sus hermanos… pero al menos que se sepa que él no era ningún delincuente”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *