Nacionales, Reportes

En busca del homicida de un detective, el Cicpc y las FAES mataron a 8 personas en 72 horas

La mayoría de los reportes policiales indican que fueron casos de «resistencia a la autoridad», pero ni siquiera precisan el nombre de las personas que podrían haber sido víctimas de ejecuciones extrajudiciales

Reporte Proiuris

Erick S. Gonzalez Caldea

Ocho supuestos delincuentes habrían sido ejecutados en diferentes operativos policiales realizados entre el jueves 16 de abril y el sábado 18 de abril en la Gran Caracas, tras el asesinato del detective en jefe Deivis Quintero, adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística (Cicpc), ocurrido la noche del 11 de abril, en el Cementerio. 

A través de las redes sociales, Douglas Rico, director del Cicpc, enfatizó que se realizaban dispositivos de seguridad para dar con los miembros de la banda del “Loco Leo”, supuestamente involucrados en la muerte del detective.

La razia emprendida por el Cicpc partió de un mensaje claro: “Cero tregua contra la delincuencia”. Sin embargo, el director del Cicpc no confirmó ni detalló el resultado de los operativos realizados en barrios de La Vega, El Valle, Coche y la Carretera Panamericana, en el Distrito Capital; así como en Caraballeda, estado Vargas.

Yonathan José López Villalva y Miguel José Caraballo Gómez, de 31 años de edad, fueron los únicos fallecidos identificados.

Según partes policiales, ambos se habrían enfrentado a funcionarios de los cuerpos de seguridad. López Villalva habría sido ejecutado en la parroquia La Vega, en el callejón Oriente, a las 5:00 p.m. del jueves 16 de abril, por funcionarios del Cicpc.

También puedes leer: CIDH reitera necesidad de disolver las FAES / Informe Anual 2019

Caraballo habría sido ejecutado la noche del jueves 16 de abril, en la parroquia Caraballeda del estado Vargas, por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana.

Toma de la Panamericana

La mañana del 17 de abril, varios sectores del km 2 de la carretera Panamericana, amanecieron tomados por funcionarios del Cicpc y las FAES, quienes realizaban un operativo en conjunto para “atrapar” a los miembros de una banda delictiva del sector.

El saldo de fallecidos no ha sido confirmado por las autoridades públicamente. A través de las redes sociales, se difundió que siete presuntos delincuentes fueron “abatidos” por las fuerzas de seguridad.

Ni Douglas Rico, director del Cicpc, ni otros miembros voceros gubernamentales han precisado los resultados del operativo.

Un parte policial señala que tres presuntos delincuentes los fallecieron durante los supuestos enfrentamientos en la Panamericana. Ninguno fue identificado, solo se dieron sus alias y parte de su supuesto prontuario delictivo. “… sostuvo un enfrentamiento con los integrantes de la banda logrando abatir a  (01) delincuentes indocumentados, apodados alias “El Pitufo”, se lee en el parte policial.

En otra de las minutas se asegura que también fue “neutralizado el alias oreja, una vez en el sector avistaron a varios de los miembros de dicha banda criminal quienes accionaron sus armas de fuego en contra de los funcionarios originándose un intercambio de disparos resultando herido uno de estos quien fue trasladado al hospital Miguel Pérez Carreño donde falleció posterior a su ingreso”.

El tercer fallecido no fue identificado por los funcionarios policiales, tampoco se le atribuyó ningún alias.

Coche

La tarde del 16 de abril, funcionarios de las FAES ejecutaron un operativo en Cacique Tiuna y se reportaron tres presuntos delincuentes fallecidos. En uno de las partes policiales filtrados a la  prensa se detalló que sostuvieron un enfrentamiento con los oficiales de seguridad.

Ninguno fue identificado debidamente en el parte policial.  “…sostuvo un enfrentamiento con los integrantes de la banda “Loco Leo” logrando abatir a tres (03) delincuentes indocumentados, apodados alias “el Enano, Cara de Muerto y el Guárico (SIC)”, se lee en el parte policial.

También puedes leer: Las FAES ejecutan 16 formas de matar

Las medidas de distanciamiento físico dificultan la posibilidad de que los familiares ofrezcan su versión de lo ocurrido. Lo señalado por los cuerpos de seguridad del Estado en partes y minutas incompletas suele corresponder a una legitimación de las ejecuciones extrajudiciales, como lo ha documentado Proiuris, específicamente a través de la investigación 100 sentencias de muerte.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *