Nacionales, Reportes

El atropello a la libertad de expresión es otra pandemia en Venezuela / 6 claves

De acuerdo con la ONU, “la salud humana no depende exclusivamente del acceso inmediato a atención médica, pues también depende del acceso a información precisa sobre la naturaleza de las amenazas y sobre los medios para protegerse”
Reporte Proiuris 
Erick S. González Caldea

Los gobiernos deben hacer todo lo posible para garantizar el acceso a la información pública y la protección de los trabajadores de la prensa en el contexto de la pandemia de Covid-19 que azota al mundo.

David Kaye, relator especial sobre la  Promoción y Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión de las Naciones Unidas; Harlem Désir, representante de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) para la Libertad de los Medios de Comunicación; y Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), suscriben el comunicado a través del cual destacan el rol instrumental del derecho a la información y la libertad de expresión para preservar la salud y la vida.

En Venezuela, la falta de acceso a la información pública y los constantes ataques a medios de comunicación y periodistas constituyen otra pandemia.

“La salud humana no depende exclusivamente del acceso inmediato a atención médica. También depende del acceso a información precisa sobre la naturaleza de las amenazas y sobre los medios para protegerse a uno mismo, a nuestra familia, y a nuestra comunidad. El derecho a la libertad de expresión, el cual incluye el derecho a buscar, recibir y difundir información e ideas de todo tipo, sin limitación de fronteras y por cualquier medio de expresión”, se lee en el documento publicado por las Naciones Unidas.

1. Información veraz

“Es fundamental que los gobiernos proporcionen información veraz sobre la naturaleza de la amenaza que representa el coronavirus. Los gobiernos de todo el mundo están obligados en virtud de la legislación sobre derechos humanos a ofrecer información fiable en formatos accesibles para todo el mundo” , se lee en el documento.

Actualmente, la única fuente oficial sobre la propagación de la pandemia Covid-19 es el gobierno de Nicolás Maduro. Sin embargo, las cifras, cómo es la situación de los contagiados y cuáles son las garantías de seguridad de los familiares y vecinos, no son suficientemente detalladas por las autoridades estatales.

2. Acceso a internet

“El acceso a Internet es vital en tiempos de crisis. Es fundamental que los gobiernos se abstengan de bloquear el acceso a Internet; en aquellas situaciones donde el acceso a Internet haya quedado bloqueado, los gobiernos han de asegurar de forma prioritaria un acceso inmediato al servicio de Internet más rápido y amplio posible”, se lee en el comunicado enviado por la ONU.

Venezuela es uno de los países latinoamericanos con peor conexión a Internet, según la ONG Freedom House, en su informe de 2019.

Desde el inicio de la pandemia, cientos de usuarios han reportado fallas con su servicio de internet. En Catia, una de las zonas del oeste  de Caracas, los servicios de datos de Movistar y Movilnet presentan constantes fallas.

3. Protección a la labor periodística

“Cualquier intento por penalizar información relativa a la pandemia puede crear desconfianza en la información institucional, retrasar el acceso a información contrastada y tener un efecto amedrentador sobre la libertad de expresión”, enfatizó la ONU.

En Venezuela, la persecución de los trabajadores de la prensa tiene carácter sistemático, a pesar de las advertencias y denuncias de sistema de protección internacional.

Tal es el caso del periodista independiente Darvinson Rojas, detenido por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (F) de la Policía Nacional Bolivariana, la noche del 21 de marzo, luego de haber informado sobre la propagación de la pandemia en una zona de Miranda. La Fiscalía le imputó el delito de incitación al odio. Permaneció preso 12 días hasta el 2 de abril .

4. No a la censura

“El recurrir a otras medidas, como la eliminación y censura de contenidos, puede suponer una limitación del acceso a información importante para la salud pública y debe llevarse a cabo exclusivamente cuando se cumpla con los principios de necesidad y proporcionalidad”, explicó la ONU.

Actualmente, Efecto Cocuyo, El Pitazo, Runrunes, Punto de Corte, La Patilla, Caraota Digital y Armando.info, sufren bloqueos digitalesís.

La denuncia más reciente de ataque y persecución contra periodistas tiene como víctima a Charito Rojas, comunicadora social de Unión Radio, Diosdado Cabello, presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la amenazó a través de su programa “Con el mazo dando”.

5. Garantizar la privacidad

“Somos conscientes del uso cada vez mayor de herramientas de tecnología de vigilancia para controlar la propagación del coronavirus. A la vez que comprendemos y apoyamos la necesidad de esfuerzos para combatir activamente la pandemia, es asimismo crucial que estas herramientas tengan un uso limitado, tanto en términos de finalidad como de tiempo, y que se protejan rigurosamente los derechos individuales a la privacidad, a la no-discriminación, la protección de las fuentes de información y otras libertades”, sostiene la organización.

La ONU destaca que el Estado debe “proteger también la información personal de los pacientes”. A pesar de la recomendación, se han visto alusiones públicas por parte del gobierno de Nicolás Maduro, a personas que sufren del COVID-19, como fue el caso de los jóvenes detenidos en una fiesta y que, aparentemente, dieron positivo al virus.

6.- No a la desinformación

“Compartimos la preocupación de que la información falsa sobre la pandemia puede conducir a problemas de salud, pánico y desorden. A este respecto, es fundamental que los gobiernos y las empresas de Internet solucionen esta desinformación en primer lugar de forma individual ofreciendo información contrastada”, explicó la ONU.

Naciones Unidas recomienda que las informaciones pueden expresarse en forma de mensajes públicos muy claros, “transmitiendo anuncios de servicio público y con el apoyo de emergencia a la radiodifusión pública y al periodismo local (por ejemplo, a través de anuncios de salud del gobierno)”.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *