Nacionales

Imputaron delito de incitación al odio al periodista Darvinson Rojas

La audiencia de presentación del comunicador social se realizó en horas de la noche del lunes 23 de marzo y no se le permitió ser asistido por abogados de su confianza. Se le designó un defensor público

Reporte Proiuris

Erick S. González Caldea

El Ministerio Público imputó al delito de incitación al odio al periodista Darvinson Rojas, en una audiencia de presentación que se realizó en horas de la noche del 23 de marzo, sin que el comunicador social tuviera la oportunidad de ser asistido por un abogado de su  confianza.

La audiencia se realizó ante el tribunal 23  de Control del Área Metropolitana de Caracas, a cargo del juez Romel Ojeda. A Rojas se le asignó un defensor público, cuya identidad se desconoce, como también la identidad de los representantes de la Fiscalía General de la República que formalizaron la imputación.

Rojas fue detenido por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) la noche del sábado 21 de marzo, en su residencia ubicada en el sector El Cuji, en Mamera, luego de haber publicado información  sobre la propagación del COVID-19 en Venezuela a través de su cuenta en Twitter.

Extraoficialmente, trascendió que el juez Ojeda acogió la imputación fiscal, pero acordó la libertad condicional de Rojas, previa presentación de cuatro fiadores. Además, tendría que presentarse periódicamente ante el tribunal y prohibición de salida del país.

La cuarentena por la pandemia del COVID-19 y la situación de indefensión de Rojas, a quien no se ha permitido comunicarse directamente con sus familiares ni con abogados de su confianza, ha dificultado los trámites para presentar los fiadores requeridos por el tribunal. Mientras tanto, el comunicador social sigue preso en la sede las FAES ubicada en el sector UD-5 de Caricuao.

“Mañana (miércoles 25 de marzo) la defensa entregará los documentos de los fiadores ante el juzgado. Pero, el tribunal trabaja por guardia cada 10 días y tememos que se prolongue el encarcelamiento”, dijo un allegado a Rojas.

Más atropellos a la prensa

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) nuevamente reiteró su exigencia para que liberaran al periodista. “Desde el SNTP exigimos la inmediata liberación y la libertad plena de nuestro colega Darvinson Rojas, que ya suma más de 50 horas secuestrado por Las Faes”, denunció la organización.

El SNTP informó que otros dos periodistas han sido víctimas de acosos y hostigamiento por parte de funcionarios policiales por informar sobre el COVID-19.

La mañana de este martes 24 de marzo, Rosalí Hernández, periodista de Caraota Digital, fue detenida durante 40 minutos en Catia, mientras hacía la cobertura de la desinfección de las calles.

“La periodista Rosalí Hernández (@rohernandezm_) denuncia el asedio de los organismos de seguridad contra los periodistas. Fue detenida por las #Faes este #24Mar y le borraron el material. Exige garantías para el trabajo de los periodistas”, denunció el SNTP.

Horas más tarde, funcionarios policiales detuvieron a la directora del diario La Verdad de Vargas, Beatriz Rodríguez, por publicar información sobre una enfermera presuntamente infectada con COVID-19. Pasada las 3:00 pm, el SNTP informó que la periodista había sido liberada pero tiene que presentarse ante la Fiscalía para declarar sobre las informaciones que se publicaron en el diario para el cual trabaja.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *