Nacionales

Envío de remesas y cruces fronterizos afectados por el Covid-19

El coordinador del Observatorio de la Diáspora Venezolana, Tomás Páez, indicó que quienes sufrirán las peores consecuencias de la expansión del coronavirus en el país son los ciudadanos que no puedan acceder a las remesas que envíen sus familiares desde el exterior

La Organización Internacional para las Migraciones aseguró que las medidas que se toman para controlar el coronavirus están afectando a los migrantes en todo el mundo. La paralización de las actividades comerciales y el cierre de las fronteras del continente es uno de los principales factores que agudizan la crisis para la diáspora venezolana y sus familiares que aún se encuentran en su tierra natal.

El director del Observatorio de la Diáspora Venezolana, Tomás Paéz, señaló para Proiuris que los venezolanos no podrán salir de las fronteras del país debido a la cuarentena establecida por la pandemia del Covid-19. Ante la limitación para el cruce regular, las trochas figuran como la única alternativa para quienes requieren salir en busca de insumos.

El sociólogo también advierte que quienes sufrirán las peores consecuencias son aquellos que no reciban remesas desde el exterior debido a que, para algunos venezolanos, es la única fuente de ingreso ante la crisis.

Destacó que muchos ciudadanos se encuentran preocupados por el riesgo que corren sus familiares en Venezuela ante la evolución de casos confirmados.

“Los venezolanos que están en Europa y en Latinoamérica están recibiendo atención, algunos en mejores condiciones que otros, pero con posibilidad de quedarse en la casa y almacenar comida. Pero en Venezuela no tienen la capacidad para guardar alimentos, tienen que salir a la calle día a día para lograr conseguir el producto y se exponen”,  explicó.

“El llamado que están haciendo las autoridades sanitarias es que los ciudadanos se queden en sus casa y no ir a bares y restaurantes, no congregarse en teatros, todas estas cosas diferentes, esto tendrá un gran impacto en la capacidad de los trabajadores migrantes de enviar dinero a sus hogares, que es esencial para sus familias”, agregó.

Paéz añadió que a pesar de que la Organización comprende las razones por las cuales estas medidas se están tomando, recordó a los países la importancia del acceso universal a la salud pública.

“La principal preocupación de los venezolanos la genera el sistema de salud en Venezuela. Esto debido a que a la diáspora venezolana le preocupa que el país pueda ser afectado por un proceso de contaminación indetenible. Además, que en Venezuela es muy difícil que una familia pueda llenar una nevera para un tiempo indefinido, entonces, los ciudadanos no pueden cumplir con la cuarentena porque tienen que salir a las calles para poder comprar algo de comer”, afirmó.

Más de 4 millones de venezolanos han abandonado su país desde 2015, debido a la crisis económica y política que provocó la escasez de alimentos y bienes básicos, así como el colapso de los sistemas de salud y educación, de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

Las consecuencias del cierre de fronteras

Muchos países han decidido cerrar sus fronteras para evitar que se expanda la pandemia del coronavirus. Joel Millman, portavoz de la Organización de las Naciones Unidas, indicó que la situación va a afectar a una gran cantidad de migrantes venezolanos debido a que dependen de los pasos fronterizos para conseguir comida y medicinas.

Millman agregó que, en general, el cierre de fronteras incita a los cruces clandestinos, lo que podría traer un impacto mayor que la migración regular y ordenada en estos momentos en todos los países.

“Si están cruzando de manera criminal en las noches en lugares no oficiales, y si están impactados por una enfermedad, sería aún peor, porque no solo da ganancias a los criminales que los ayudan a cruzar, pero esconder intencionalmente o no las condiciones de mala salud es un peligro aún más fuerte”, dijo. 

Diferentes organizaciones han alertado sobre el peligro que puede significar el cierre de fronteras en países con una alta concentración migratoria. Cuando comenzó la propagación del Covid-19, fueron varios los países que ordenaron el cierre de fronteras con China. 

En ese momento, el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, rechazó esas medidas, pues según el funcionario, estas acciones tienen “un alto impacto internacional” que no aporta beneficios de salud pública.

“Existe una gran razón para mantener abiertos los cruces fronterizos oficiales”, dijo por su parte el portavoz de la OMS Christian Lindmeier, al ser preguntado sobre la idoneidad de un cierre de fronteras. “El objetivo es evitar que la gente entre de forma irregular y no se le controlen los síntomas”, añadió.

El temor de la propagación del coronavirus desde Venezuela preocupa al gremio médico en Venezuela como a las autoridades sanitarias de Colombia. El país se convirtió en el último en América Latina en reportar la llegada a su territorio de la pandemia, pero expertos internacionales aseguran que el gobierno de Maduro no está preparado para enfrentarla.

Voceros del gremio médico venezolano, como la organización Médicos por la Salud, que realiza la Encuesta Nacional de Hospitales, advierten que el sistema de salud, colapsado por la crisis económica, no cuenta con condiciones para controlar un brote masivo de la enfermedad en el territorio.

En la actualidad, de acuerdo con las últimas cifras de Migración Colombia, hay en el país 1.771.237 venezolanos. De ellos, 1.017.152 están en condición de irregularidad. Finalmente, en Venezuela, se han confirmado hasta ahora 42 casos confirmados de COVID-19 en la nación. De los 6 nuevos casos, 4 de ellos están asociados a personas que viajaron fuera del país, de acuerdo con la información de Jorge Rodríguez.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *