Uncategorized

Medidas de Maduro para contener COVID-19 generan dudas en el sector salud

coronavirus venezuela

Nicolás Maduro, cabeza del gobierno oficialista, ordenó suspender las reuniones y manifestaciones en lugares públicos, para intentar contener  la propagación del COVID-19

Reporte Proiuris

Erick S. González Caldea

Expertos del sector salud consideran que la falta de información oficial convincente genera duda sobre la pertinencia de las medidas anunciadas por Nicolás Maduro para afrontar la pandemia del COVID-19.

Maduro ordenó suspender las reuniones y manifestaciones en lugares públicos, este jueves 12 de marzo de 2020. “La primera medida que tenemos que tomar es suspender y prohibir concentraciones masivas, el cierre de espacios públicos y todas las posibilidades de que en sitios públicos se cree el cultivo”, señaló el mandatario chavista.

Maduro también ordenó la suspensión de vuelos desde Europa y Colombia durante un mes como estrategia de contención. Esta medida entrará en vigencia a partir del 15 de marzo.

Además, informó que en 46 hospitales del país se concentrará la atención que requieran las personas que contraigan el virus.

Para Felix Oletta, médico epidemiólogo, las medidas que tomo el mandatario nacional solo generan dudas, ya que no parecen proporcionales a sus propias declaraciones sobre la ausencia de la pandemia en el país.

También puedes leer: FAO: Venezuela todavía necesita asistencia alimentaria

“Si se van a asumir estas medidas, el gobierno tiene que justificarla. No se pueden tomar medidas anticipadas porque se paraliza el país. La pregunta es por qué el señor Maduro hace esto, si él mismo señaló que no hay circulación del virus en el país”, sostuvo Oletta.

Explicó que debido a la magnitud de las medidas, usualmente tomadas por los Estados cuando la pandemia circula en el país, se pudieran presumir intenciones políticas.

“O no quiere que la gente se reúna para hacer reclamos sociales o existe el virus y no lo dice. La vocería oficial genera muchas dudas.  Las medidas tienen que ser proporcionales a la situación. Si existe o no el virus en el país, la suspensión de actividades debe ser proporcional a diseminación comunitaria; sino pareciera que se el objetivo es impedir  manifestaciones de protesta. Desde el punto de vista sanitario, pareciera que no haber justificación”, sostuvo.

Jaime Lorenzo, presidente de Médicos Unidos de Venezuela, señaló que las medidas tomadas por el gobierno de Maduro son acordes a los protocolos, pero solo cuando el virus se haya propagado en el país.

“Me extraña sobremanera las medidas que se tomaron. Usualmente estos protocolos se activan cuando comienzan a confirmarse los casos en un país. ¿O es que el gobierno está usando el coronavirus como excusa para sus fines políticos. Estas medidas sí deben ser aplicadas, pero a su tiempo”, sostuvo Lorenzo.

Enfatizó que el hecho de haber asumido las medidas de prohibición de manifestaciones y eventos públicos pareciera indicar que la enfermedad está en el país. “Son medidas como si hubiera casos. Eso no es entendible, porque ellos mismo lo descartaron. Con lo de hoy (12 de marzo de 2020) la alarma sobrepasó al país”, enfatizó.

Ambos expertos coincidieron que la respuesta a las interrogantes las deben suministrar las autoridades del Ministerio de Salud. “Llego al punto final, tenemos  o no la enfermedad, esa la respuesta que debe dar”, sostuvo Lorenzo.

Alejandro Rísquez, médico epidemiólogo, explicó que las medidas tomadas por el mandatario chavista fueron drásticas pero necesarias, debido a la falta de insumos y poca capacidad de respuesta que tiene el país debido a la emergencia humanitaria compleja.

“Es una medida drástica. El ministro de salud debería aprovechar la coyuntura para publicar el boletín epidemiológico, para poder hablar con propiedad sobre la situación del Coronavirus en el país. Ya la Cruz Roja lo dijo: no estamos en capacidad para atender este tipo de emergencia. La idea de hacer la cuarentena podría funcionar pero si se toman otras medidas, como acondicionar los centros de salud”, sostuvo.

Rísquez explicó que la prohibición de vuelos provenientes de Europa y Colombia había que tomarla, pero también se deben reforzar los hospitales y centros de salud con los insumos necesarios.  “Los hospitales no están funcionando bien”, reiteró.

Sin capacidad de respuesta

El  31 de enero de 2020, Mario Villarroel, presidente de la Cruz Roja Venezolana, alertó que el país no está preparado para enfrentarse a casos coronavirus, porque no se dispone de equipos e insumos para hacerle frente.

Felix Oletta, ex ministro de Salud, reforzó la advertencia hecha por la Cruz Roja. “Si ya se tienen los centros centinelas para atender los casos de coronavirus, estos tienen que ser dotados de equipos para cuidados intensivos. Se requiere acondicionar salas de aislamiento, pues no se pueden mezclar los casos sospechosos con los confirmados”, sostuvo.

Enfatizó que en el plan entregado por el Ministerio de Salud, el 26 de febrero de 2020, se detalló que hay 206 camas habilitadas, de las cuales apenas 102 tienen ventiladores mecánicos. “No sabemos el grado de operatividad, no sabemos si hay personal disponible. Para un escenario moderado de la enfermedad, las camas no son suficientes”, aseguró Oletta.

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *