Reportes

La PNB-Lara mató a 5 hombres en un día

En dos procedimientos funcionarios de las FAES y la BRI destacados en Barquisimeto emplearon el mismo modus operandi: sacaron a las personas de sus casas y los asesinaron en otros sitios

Reporte Proiuris

Karina Peraza Rodríguez

Este 31 de enero de 2019, la Policía Nacional Bolivariana (PNB), a través de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y la Brigada de Respuesta Inmediata (BRI) destacadas en Lara, sumó cinco muertos. Aunque las versiones oficiales indican que los fallecidos eran delincuentes que se enfrentaron a comisiones policiales, el modus operandi indica que, en verdad, se trataría de las ejecuciones extrajudiciales que colocan a Lara como el estado del país con mayor recurrencia de excesos policiales que concluyen en asesinatos.

El primero de los hechos se originó a las 4:00 am, en el sector San José, en Yaritagua, estado Yaracuy. Testigos aseguran que los hermanos Luis Enrique y Pedro Manuel Falcón Fréitez, de 23 y 27 años de edad, fueron sacados vivos de sus casas por una comisión policial y se los llevaron con rumbo desconocido

Media hora después funcionarios del mismo organismo se trasladaron a la calle 4 del sector Tierra Amarilla, también en Yaritagua, y se llevaron consigo a Néster Daniel Márquez Castillo, de 29 años de edad.

La PNB sostiene que estos  tres formaban parte de la banda de “El Junior” y fueron asesinados en el sector Veragacha de la parroquia Santa Rosa, en Barquisimeto, estado Lara.

También puedes leer: CICPC mata a dos primos en barrio Las Tinajitas de Barquisimeto

Todo comenzó cuando al sector San José de Yaritagua llegaron hombres vestidos de negro, encapuchados y con armas largas que se identificaron como funcionarios de las FAES. Los testigos precisaron que se trasladaban en una camioneta blanca y un carro pequeño amarillo.

Irrumpieron violentamente en una vivienda donde encontraron a Pedro Manuel y a Luis Enrique. Los familiares, cuyas identidades se mantienen en reserva por el riesgo de represalias, aseguraron que los policías apuntaron con sus armas a los dos hombres y les tomaron fotos con un teléfono celular  que comparaban con otras que tenían en los dispositivos móviles.

El padre preguntaba qué pasaba, por qué se estaban llevando a sus dos hijos. “Tranquilo viejo, esto es un operativo; no va a pasar nada”, le respondieron y le sugirieron que se dirigiera hasta la sede de las FAES, ubicada cerca del terminal de pasajeros de Barquisimeto; que allí iban a estar…

Familiares de los hermanos Falcón Freitez supusieron que la irrupción de las FAES se debía a que Pedro Manuel dejó de presentarse periódicamente ante el tribunal a cargo de la causa en su contra por el delito de robo, por el cual había estado preso 45 días  en 2018 y luego obtuvo libertad condicional.

Cuando llegaron a la sede de las FAES en Barquisimeto les indicaron que allí no estaban y les recomendaron buscar a los hermanos en el Hospital Central Antonio María Pineda. Tenían la esperanza de encontrarlos golpeados o heridos, pero los encontraron muertos.

Junto a sus cadáveres también se encontraba el de Néster Daniel Márquez Castillo, quien fue sometido por otro grupo de las FAES. Testigos informaron  tres hombres vestidos de negro, encapuchados y con armas largas se llevaron al joven y a su hermano de la casa donde vivían. Aseguran que a ambos les colocaron capuchas en las cabezas.

También puedes leer: Las FAES lo arrastraron por el suelo después de matarlo

Cuenta un familiar, que solicitó que su identidad fuera resguardada, que el vehículo donde se llevaron a Néster Daniel se detuvo en el sector Cambural, donde le quitaron la capucha al hermano y le ordenaron que se bajara del carro, que corriera y que no volteara. Ese hermano fue el que le avisó al resto de los familiares lo ocurrido.

La familia de Nester Daniel admitió que consumía droga y que para comprarla solía robar, pero que nunca andaba armado. “Se lo pudieron haber llevado detenido, pero por qué matarlo” expresó uno de ellos.

“Nosotros siempre lo aconsejábamos… que dejara esos malos pasos. Ahora se la pasaba haciendo mandados o vendiendo aliños”, indicó uno de los familiares quien iformó que Néster Daniel tenía una hija de 10 años de edad.

En cuanto a los hermanos Falcón Freitez ambos trabajaban en un autolavado en Yaritagua.  Pedro Manuel dejó un hijo de 5 años de edad. Sus familiares aseguraron no conocer a Nester Daniel y aclararon que los sitios en donde viven ambas familias están retirados.

A través de un parte policial, la BRI se atribuyó la muerte de Pedro Manuel, de quien dijeron era apodado “El Manuelito”, que pertenecía la banda de “El Junior” y que tenía dos antecedentes penales: uno por robo genérico y otro por hurto genérico. Aseguraron que se enfrentó a la comisión policial con una escopeta calibre 12, a las 6:50 am del 31 de enero.

A las 7:10 am las FAES hicieron un reporte paralelo, según el cual Néster Daniel era  “El Junior” y tenía antecedentes penales por porte ilícito de arma de fuego, hurto genérico y posesión de droga. Según las FAES, Luis Enrique también pertenecía a la banda delictiva y era apodado “El Juyo”. La versión oficial indica que usaron un revólver calibre 38 y una escopeta calibre 12 para enfrentar a la comisión. 

Después de una vuelta los mataron

A las 5:00 am de ese mismo viernes 31 de enero, funcionarios de las FAES irrumpieron en la comunidad La California, cerca de la Circunvalación Norte, al noroeste de Barquisimeto.

Llegaron a la vivienda de Keiner Josué Trompetero López donde también vivía Yackson Jesús Garmendia Cabeza, ambos de 22 años de edad. Según relató un familiar, los sacaron a la fuerza de la vivienda. También se llevaron a la esposa de Keiner Josué, quien fue golpeada y abandonada en el sector Pavia.

También puedes leer: Denuncian que funcionarios de Polisucre ejecutaron a un hombre en Filas de Mariche

Los funcionarios de las FAES retornaron hacia la Circunvalación Norte y fue allí, cerca de la vivienda que habitaban los dos jóvenes, donde habrían sido ejecutados.

La madre de Keiner Josué dijo que hace cuatro meses su hijo salió del Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como cárcel de Uribana. Deja en orfandad a un niño de 4 años de edad, mientras Yackson Jesús, deja una mujer embarazada y un bebe de 5 años de edad.

Según la versión de la FAES a estos dos jóvenes “le dieron la voz de alto e hicieron caso omiso y dispararon contra la comisión”, para lo cual habrían utilizado dos revólveres calibre 38.

Las FAES informaron que eran miembros de la banda “Los Trompeteros” y que Yackson era apodado “El Cabezón” mientras Keiner era “El Trompetero”. Destacaron que Keiner tenía antecedentes penales por robo genérico. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *