Reportes

La BRI de Lara saca a dos hombres de sus casas y los asesina

El grupo élite de la Policía Nacional Bolivariana que opera en el estado centrooccidental habría sumado dos ejecuciones extrajudiciales, según los familiares de las víctimas
Reporte Proiuris
Karina Peraza Rodríguez

Funcionarios de la Brigada de Respuesta Inmediata (BRI) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) los trasladaron sucesivamente, a las 7:00 y 7:30 am de este viernes 17 de enero, hasta la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, estado Lara. Pero ya no había nada que hacer para salvarles la vida, pues cuando los dos hombres fueron ingresados estaban muertos.

La información aportada en el centro asistencial es que los casos correspondían a enfrentamientos entre presuntos delincuentes y policías. Uno de los fallecidos procedía del norte de Barquisimeto y el otro de la zona oeste. Ambos tenían un disparo en el pecho.

El primero fue identificado como Gilbert José Peña Martínez, de 22 años de edad. En su reporte oficial, los funcionarios del BRI lo apodaron “el Peluquero” y afirmaron que era integrante de la banda de “el Juan Carlos”. El parte policial indica que hizo caso omiso a la voz de alto y que usó una escopeta calibre 12 para disparar contra la comisión.

Sin embargo, familiares de este joven desmienten esa versión. No quisieron identificarse porque temen por su seguridad, pero se encontraban en las afueras de la morgue. No paraban de llorar.

También puedes leer: “Lo mataron a un mes de haber salido de la cárcel de Fénix”

Uno de los informantes señaló que Gilbert José vivía con su hermano menor y su abuela, quien actualmente estaba fuera de la casa porque problemas de salud.

Los agentes policiales portaban uniforme de campaña azul, chalecos antibalas con calaveras y algunos con las siglas BRI. Llegaron al sector Portachuelo de Carorita, en la zona norte de Barquisimeto, en un carro particular verde y en motocicletas.

Los allegados de las víctimas relataron que los agentes de la BRI se dirigieron directamente a la casa donde estaban los dos hermanos. A uno lo sacaron y lo montaron en un vehículo, al otro se lo llevaron caminando hacia una zona cercana. Los vecinos corrieron a avisar a familiares que vivían cerca, que solo alcanzaron a escuchar las detonaciones.

“Corrí mucho y al llegar pregunté. Solo me apuntaban y me gritaban groserías. Yo pedía información y no me decían nada. Hubo un momento que me desesperé y me les fui encima. Ellos me empujaron y me seguían gritando que me fuera, pero nunca me dijeron nada”, comenta uno de los familiares de Gilbert José quien permaneció varias horas afuera de la residencia allanada por los agentes policiales.

Pasada algunas horas hubo noticias. Al hermano menor lo habían soltado por la Circunvalación Norte y estaba bien. Pero de Gilbert no se sabía nada. Cuando la comisión policial se retiró, los familiares decidieron ir a la morgue y allí encontraron y reconocieron el cadáver.

La familia relata que este muchacho había estado detenido cuando era menor de edad. Actualmente tenía era barbero y su oficio lo practicaba en la misma comunidad. Con ese trabajo mantenía a dos hijos, uno de 3 años y otro de un año de edad.

Paralelamente otro grupo del BRI se trasladaba hasta la avenida Fuerzas Armadas con calle 60. Allí irrumpieron en una casa, pasaron la primera puerta y golpeaban la otra violentamente.

“Señora abra la puerta somos policías, ¿dónde está Oswar?”. La dueña de la casa abrió y fueron de forma directa por Oswar Antonio Jiménez Merlo, de 33 años de edad. Su familia preguntaba qué iba a pasar con él, pero la respuesta fue que no se preocuparan, que lo buscaran en el comando.

Cuando la familia fue hasta el comando de la PNB no estaba; no había ingresado ningún detenido con ese nombre. Pero a la morgue sí. Allí estaba su cuerpo sin vida con un disparo en el pecho.

Oswar también tenía antecedentes penales; había estado preso. Actualmente era comerciante, pero lo que aseguraron sus familiares es que a este hombre “lo llevó a la muerte una mujer”. De ella no dieron mucho detalle, pero aseguraron que tenía amigos funcionarios.

Desde la PNB aseguraron que la víctima era conocido como “el Toñito” y que el presunto enfrentamiento se registró cuando realizaban “labores de inteligencia para dar capturas a delincuentes que mantienen azotada la zona”.

La versión oficial es repetitiva: a Oswar José le habrían dado la voz de alto, pero habría desenfundado un revólver calibre 38 y disparó contra la comisión del BRI.

El hecho habría ocurrido en un terreno baldío ubicado en la avenida Florencio Jiménez, específicamente detrás de la parada principal de Transbarca, también al oeste de Barquisimeto.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *