Reportes

Vulnerabilidad de migrantes y refugiados aumentó en 2019

El número de migrantes y refugiados venezolanos se incrementó durante el año que está por concluir  y la ONU calcula que serán aproximadamente 6,5 millones en 2020

Reporte Proiuris

La ONU dio su pronóstico: la cifra de migrantes y refugiados venezolanos pasará de 4,5 a 6,5 millones para el año 2020 si no cesa la emergencia humanitaria compleja en el país. Ello significa que la crisis de movilidad humana de Venezuela será superior y más grave que la de Siria, un país en guerra.

Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados, manifestó preocupación por la condición de vulnerabilidad a la que están expuestos los venezolanos que huyen de su país y señaló que “los crecientes brotes de xenofobia hacen más complicada la situación”. Grandi señaló que en países como Colombia han aumentado los incidentes xenófobos.

La acogida de venezolanos varía de un país a otro. Perú, Ecuador y más recientemente República Dominicana impusieron como requisito para ingresar a sus territorios un visado que, por las dificultades para obtenerlo, cercena el derecho de la libre movilidad.

También puedes leer: Crisis de refugiados venezolanos podría convertirse en la más grande de la historia moderna

La especialista Rosa Acevedo, presidente de Uniandes, advirtió que este tipo de restricciones son aprovechadas por las bandas organizadas de tráfico de personas, ya que encuentran sus víctimas con mayor facilidad. “Todos los grupos son vulnerables, especialmente si hay mujeres y niñas esperando a cruzar las fronteras”, precisa Acevedo en el caso de aquellos que buscan llegar a Ecuador y a Perú por tierra.

migrantes y refugiados

Las organizaciones integrantes del Grupo de Trabajo de Movilidad Humana Venezolana, advirtieron que estos obstáculos “obedecen a una tendencia regional que contradice los compromisos políticos a los que los mismos Estados se comprometieron por medio del Proceso de Quito”. Asimismo, expresaron que se violenta  el principio de no devolución y la no admisión, lo que pone en riesgo otros derechos fundamentales como la vida, libertad e integridad de quienes se ven forzados a abandonar Venezuela.

Estos visados impuestos por Chile, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Perú y Ecuador, siguen representando un obstáculo que los migrantes y refugiados venezolanos deberán sortear en 2020.

La regularización de su situación migratoria es otro escollo para los venezolanos que huyen a otros países. En el caso de Colombia, el mayor receptor con 1.488.373 de venezolanos hasta la fecha, el organismo de migración precisó que la fracción de migrantes  en situación irregular asciende a 737.455.

Por otro lado, la internacionalista Giulianna De La Torre señaló que es difícil que los venezolanos en situación irregular puedan acceder a los beneficios que brinda el Estado colombiano.

También puedes leer: 529 niños, niñas y adolescentes venezolanos han huido solos hacia Brasil

De la Torre destacó la necesidad de ofrecer opciones para buscar la regularización de estos grupos a corto plazo, a través de los llamados programas de interiorización: reubicación con garantías derechos protegidos y campañas de sensibilización sobre interculturalidad que permita una apertura de la cultura colombiana.

La regularización de la situación migratoria de los venezolanos en Colombia garantizaría sus derechos, entre ellos a la salud, la educación y el trabajo; derechos que no están garantizados en Venezuela y que constituyen el origen de la huida masiva del país.

Nos concierne a todos

La crisis migratoria, fue el foco de la Conferencia Internacional de Solidaridad con los exiliados y migrantes de Venezuela, celebrada en octubre, en Bélgica, donde las autoridades de la Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados (Acnur) reafirmaron que estos Estados “tienen la obligación” de gestionar el acceso a sus territorios y que estos procesos deben ejercerse de manera coherente con las normas de protección de los refugiados.

Durante la Reunión, el Representante Especial para los Refugiados y Migrantes Venezolanos, Eduardo Stein, dijo que para abordar la crisis migratoria “se requiere una alianza mundial e inclusiva, en la que la solidaridad y la responsabilidad sean compartidas por toda la comunidad internacional y no solo por los países de acogida de la región”.

Como resultado de estas acciones, a inicios de diciembre se anunció el plan de asistencia para migrantes y refugiados en Venezuela doblará su presupuesto para el año 2020 a 1.350 millones de dólares, con el objetivo de poder amenizar la incipiente crisis.

“A medida que aumenta el  número de migrantes y refugiados, también lo hacen las dificultades que deben soportar. En los últimos meses, mientras se deterioraron las condiciones en su país, hemos observado un aumento constante en la proporción de personas expuestas a una situación de vulnerabilidad, tanto niños como adultos”, sostuvo Grandi”.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *