Nacionales, Reportes

Denuncian que las FAES los detuvieron y al cuarto día los ejecutaron

Familiares de las víctimas desmintieron la versión oficial ofrecida por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), según la cual  los tres fallecidos eran miembros de una banda delictiva
Reporte Proiuris
Erick S. González Caldea

Familiares de Jhon Jairo López Toro, de 30 años de edad, y de Johandry Cardozo Cardozo, de 26 años, denunciaron que funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) los mantuvieron detenidos  arbitrariamente durante cuatro días y luego los asesinaron en un supuesto operativo en el sector El Estanque de Coche, la noche del domingo 24 de noviembre.

Patricia Toro, prima de López Toro, relató que al hombre lo detuvieron la tarde del jueves 21 de noviembre en la entrada del barrio Monterrey de Baruta, en una alcabala de las FAES, cuando iba camino a su casa en las Minas de Baruta.

“Unos vecinos que iban pasando por el sector vieron cómo se lo llevaron detenido, cuando iba en su motocicleta, una Empire Horse roja. Lo golpearon para llevárselo. Desde ese día lo buscamos en diferentes comandancias de las FAES, pero no nos querían informar de su paradero”, sostuvo.

Durante los días que López estuvo supuestamente detenido, los funcionarios policiales no informaron a sus familiares de su paradero; tampoco hubo llamadas por parte de las autoridades para informar sobre la situación en la que se encontraba.

“No nos querían decir nada. No fue sino hasta el domingo en la noche que avisaron que a la morgue llegaron unos cadáveres de un operativo de las FAES. Como era muy tarde, fuimos al día siguiente”, enfatizó.

La mañana del lunes 25 de noviembre los familiares de la víctima fueron informadas que López supuestamente se enfrentó a una comisión policial durante un operativo de las FAES, en el sector El Estanque, en Coche.

“Le sembraron un arma de fuego y dijeron que fue durante un enfrentamiento, pero sabemos que lo ejecutaron. Luego dijeron que lo llevaron al hospital Vargas, pero ya estaba muerto”, señaló.

En el acta de defunción de López se estableció como causa de muerte: Shock hipovolémico causado por el impacto de un proyectil en el tórax. Según la investigación “Las FAES matan con patrocinio del Estado”, publicada por Proiuris, disparar a zonas vitales del cuerpo constituye uno de los 16 patrones usados por las fuerzas de seguridad del Estado para cometer ejecuciones extrajudiciales.

López era mototaxista, vivía en Las Minas de Baruta con su esposa y dos hijos de 9 y 12 años de edad. Hace ocho años, estuvo detenido por un robo, cumplió un año de la pena y salió en libertad. “No lo tenían que matar, él ya había pagado su pena y se dedicó a trabajar. En la policía solo están diciendo mentiras”, señaló Toro.

También puedes leer: Las FAES ejecutan 16 formas de matar

Según la información oficial divulgada por las FAES, López pertenecía a la banda delictiva del Loco Leo y trató de huir corriendo luego de abrir fuego contra los policías. “Jhon tenía una herida en el pies desde hace seis meses por un accidente que tuvo, y tenía que usar bastón para caminar”, aseguró Toro.

Tenía siete meses en libertad

En el mismo hecho fue asesinado Johandrys Cardozo, de 26 años de edad. Sus familiares, quienes prefirieron mantener su identidad bajo reserva por temor a represalias, relataron que el joven estaba desaparecido desde el miércoles 20 de noviembre y que el lunes 25 fueron informados de su muerte.

Cardozo salió de su casa, en el sector La Palomera, en Baruta, rumbo a su lugar de trabajo. Laboraba en un restaurante. “Nunca llegó a la casa, lo comenzamos a buscar en hospitales y comandancias, no sabíamos que había sido detenido”, explicó uno de los deudos.

No fue hasta la noche del domingo cuando les informaron a los familiares que el joven había sido ingresado a la morgue de Bello Monte, procedente del hospital Miguel Pérez Carreño. “Nos dijeron que falleció en un enfrentamiento, pero eso es mentira”, sostuvo.

Los deudos indicaron que Cardozo estuvo seis años preso por el delito de homicidio en la cárcel de Tocorón y que salió en libertad hace siete meses. “Él había pagado su pena con la justicia y de igual forma lo mataron”, destacó el familiar.

También puedes leer: A juicio seis funcionarios de las FAES por ejecución de dos policías

Los antecedentes policiales como excusa para ejecutar a presuntos delincuentes es otro de los 16 patrones de brutalidad identificados por Proiuris a través de la investigación “Las FAES matan con patrocinio del Estado”.

Cardozo dejó dos hijos de nueve y siete años. Sus allegados explicaron que estaba realizando diligencias para comenzar a trabajar en Supra-Caracas, la empresa recolectora de basura en la Gran Caracas.

En el mismo operativo de las FAES falleció un tercer ciudadano que no ha sido identificado. A la morgue de Bello Monte no han llegado sus familiares para retirar el cadáver. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *