Nacionales, Reportes

Jesuitas promueven coordinación internacional para proteger a los que huyen de Venezuela

La Red Jesuita con Migrantes (RJM), considera que es necesario que los Estados de la América Latina y el Caribe garanticen fronteras solidarias y seguras. Advierten que las medidas restrictivas aumentan riesgos de violaciones de derechos humanos
Reporte Proiuris

Las medidas que han aplicado algunos Estados de América Latina y el Caribe para cerrar el paso a los venezolanos que huyen de la emergencia humanitaria compleja en el país, aumentan los riesgos de violaciones de sus derechos humanos, advirtió la Red Jesuita con Migrantes (RJM).

 “A los Estados de la región, hacemos el llamado a implementar los anuncios que han realizado alrededor del llamamiento a la solidaridad hacia las personas migrantes, refugiadas y retornadas a sus países con origen en Venezuela, profundizando dicha narrativa con un enfoque garantista de derechos y con medidas concretas”, se puntualiza en el comunicado divulgado por la RJM.

Para la RJM, la articulación de los esfuerzos es clave: “Les invitamos a generar procesos articulados de manera regional para garantizar fronteras solidarias y seguras, superando las medidas restrictivas que van tomando fuerza a partir de medidas bilaterales que se vienen tomando y que solo refuerzan escenarios de vulneraciones que nos preocupan”, se señala en el documento.

También puedes leer: Jóvenes migrantes y refugiados venezolanos serán formados para integrarse en las comunidades

La RJM considera necesario que los Estados atiendan este tema con políticas de protección y enfoque diferenciado. “Especialmente nos preocupan las minorías étnicas, los niños, las niñas y las mujeres, ante las prácticas socioculturales perversas que agreden la dignidad de unos y otros, mecanismos administrativos y judiciales que revictimizan y no permiten una adecuada y rápida protección y acceso a la justicia”, explica la organización.

“Nos resistimos a que siga tomando fuerza en la región la naturalización de discursos que instrumentalizan políticamente el dolor de los refugiados y migrantes”, complementa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *