Nacionales, Reportes

CIDH reprueba el sistema penitenciario venezolano

Durante el 174° Periodo de Sesiones de la CIDH, una Ventana a la Libertad detalló que 20 privados de libertad fallecieron por enfermedades relacionadas con la desnutrición. En total, 149 reclusos murieron dentro de los recintos penitenciarios entre los años 2018 y el 2019
Reporte Proiuris
Erick S. González Caldea

500% de hacinamiento en los calabozos policiales y un retardo procesal crónico son las expresiones más visibles de la violación de los derechos  humanos de las personas privadas de libertad en Venezuela. Así lo expresó Carlos Nieto, director de la organización Una Ventana a la Libertad, durante el 174° Periodo de Sesiones de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), celebrada en Quito, Ecuador, este martes 12 de noviembre.

“Nuestra investigación nos lleva a determinar que la desnutrición es una de las causas de fallecimientos de presos en Venezuela. Muchos no tienen qué comer porque en los calabozos no les dan comida. Si no tienen quien les lleve comida, no comen”, enfatizó Nieto.

Detalló que 20 privados de libertad fallecieron a causa de enfermedades relacionadas con la desnutrición.  En total, 149 reclusos murieron dentro de los recintos penitenciarios en el primer semestre del 2019.

También puedes leer:»CIDH pide explicaciones al gobierno de Maduro sobre sobre torturas y ejecución extrajudicial de Albán»

Una Ventana a la Libertad documentó que en el país existe una población penitenciaria mayor a 110.000 privados de libertad  y que 70% está en centros de detención preventiva. Para el comisionado y relator especial para los derechos humanos de los privados de libertad, Joel Hernández, esta situación genera preocupación, puesto que la media en el continente es de 35 % de presos dentro de calabozos policiales.

“Estamos hablando de un número sumamente alto. Imagino que en muchos casos los privados de libertad pasaron el tiempo máximo establecido por la ley. Los calabozos policiales deben ser centro de permanencia transitoria, estos no están capacitados para recluir a las personas”, sostuvo Hernández.

En relación con la situación de las mujeres privadas de libertad, quienes de acuerdo con el informe de Una Ventana a la Libertad representan 8 % de la comunidad penitenciaria, el comisionado Hernández nuevamente alertó: “Que constituyan 8 % de los privados de libertad también representa un exceso que excede la media de mujeres privadas de libertad, estamos hablando de un abuso del sistema penal”, sentenció.

Carlos Nieto, por su parte, también se refirió a la situación de marginación que viven los privados de libertad miembros de la comunidad Lgbti en las prisiones venezolanas. “No se les da ningún tipo de atención dentro de los centros”, enfatizó.

También puedes leer:»CIDH exige al Estado investigar la desaparición forzada de Hugo Marino«

En cuanto a la situación de  los adolescentes en conflicto con la ley, Nieto evidenció que existen calabozos donde mantienen a los menores de edad en convivencia con adultos. “Esta es una situación muy alarmante, se les violan los derechos a los adolescente dentro de las cárceles”, apuntó.

La comisionada Flavia Piovesan cuestionó el papel que fungen las autoridades encargadas de administrar la justicia en el país. “Los altos niveles de hacinamiento dentro de los centros de detención preventiva son dos veces más de la media latinoamericana. En estos centros, según la legislación venezolana, los detenidos tienen que pasar un máximo de 48 horas, pero allí pueden estar hasta 7 años privados de libertad”, enfatizó.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *