Nacionales, Reportes

ONU advierte que la ayuda internacional no basta para superar la emergencia humanitaria compleja

Durante su visita a Venezuela, el subsecretario general adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios y coordinador del Socorro de Emergencia, Mark Lowcock,  constató el sufrimiento de la  gran mayoría de la población
Reporte Proiuris

 “He visto cómo las mujeres, los hombres, los niños y las niñas comunes se enfrentan cada día retos abrumadores para sobrevivir. Millones de personas no pueden acceder al mínimo de alimentos, agua y atención médica. La situación continúa deteriorándose”, indicó el subsecretario general adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios y coordinador del Socorro de Emergencia,  Mark Lowcock, sobre su visita a Venezuela.

A través de una declaración escrita, difundida este 6 de noviembre de 2019, el representante de la ONU destacó que “la gran mayoría de los venezolanos se han visto afectados por la crisis política y económica en la que fue alguna vez la nación más rica de América Latina. Una enorme contracción económica exacerbada por la hiperinflación ha provocado una situación difícil para la gente común en todo el país”.

El colapso de los establecimientos públicos de salud llamó la atención de Lowcock: “He observado que el sistema de salud está al borde del colapso y que muchos hospitales carecen de la infraestructura básica de agua y electricidad. Los pacientes hospitalizados, muchos de los cuales ya están gravemente enfermos, corren un alto riesgo de perder la vida a causa de las nuevas infecciones que están adquiriendo mientras están en el hospital, ya que no es posible realizar una limpieza y desinfección básica. Todo esto se ve agravado por la falta de medicamentos y la escasez de médicos y enfermeras para administrarlos. Las enfermedades prevenibles, como el paludismo y la difteria, han vuelto con mucha fuerza. Las personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas y lactantes, niños y niñas y personas en situación de discapacidad se encuentran entre los más vulnerables”.

También puedes leer: OEA llega a Brasil para documentar situación de migrantes y refugiados venezolanos

La máxima autoridad de la ONU en materia de asuntos humanitarios recorrió las instalaciones del hospital José Gregorio Hernández, en Caracas: “El personal y los pacientes (…) me dijeron que los medicamentos son escasos, que los apagones han causado que sólo una quinta parte del hospital tenga electricidad, que el agua llega sólo dos días a la semana, y que cuando lo hace, algunas de las tuberías oxidadas y rotas desprenden un hedor desagradable que persiste en todo el hospital. Me dijeron que algunos trabajadores del hospital gastan más de su salario mensual solo para ir a trabajar”.

Mark Lowcock se reunió con autoridades del gobierno  de Nicolás Maduro, a las cuales pidió “apoyo para mejorar el acceso de las organizaciones humanitarias, incluidas las organizaciones no gubernamentales, para facilitar aún más la incorporación del personal especializado, para reducir las restricciones burocráticas para el registro y el traslado de suministros de ayuda por todo el país, para apoyar el monitoreo independiente y para ayudarnos a mejorar la disponibilidad de datos a fin de garantizar que se pueda ayudar a las personas más necesitadas”.

Precisó que en 2019 la ONU ha recabado  155 millones de dólares para brindar asistencia humanitaria a la población venezolana. “Sin embargo, nuestro Plan de Respuesta Humanitaria de 223 millones de dólares sigue careciendo de recursos suficientes y la mayor limitación para la prestación de asistencia humanitaria sigue siendo la financiación. Todo el mundo necesita hacer más”, agregó.

También puedes leer: Smolansky en Bruselas: 1,1 millones de niños, niñas y adolescentes refugiados necesitan atención médica

La declaración escrita de Mark Lowcock concluye con un escenario preocupante: “…es poco probable que los recursos internacionales sean suficientes para estabilizar la situación humanitaria. Tendremos que encontrar una manera de liberar los recursos venezolanos para contribuir más a la acción humanitaria. Reconociendo las diferencias políticas, esto requerirá que las partes interesadas den una mayor prioridad a la reducción del sufrimiento inmediato de la población de este país”.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *