Reportes

Confirman condena contra la jueza Afiuni, sin solicitud expresa de la Fiscalía

El abogado defensor Juan Carlos Goitía destacó que la Sala 10 de la Corte de Apelaciones estableció un grave precedente que viola los principios del sistema acusatorio

Reporte Proiuris

Edgar López

La Sala 10 de la Corte de Apelaciones de Caracas confirmó la sentencia condenatoria a cinco años de prisión por el delito de corrupción propia contra la jueza María Lourdes Afiuni, ícono de los presos políticos en Venezuela.

El pasado 21 de marzo el juez 17° de Juicio, Manuel Antonio Bognanno, había dictado la sentencia condenatoria en primera instancia. El abogado Goitía destacó que las fiscales del Ministerio Público (MP) Marlene Josefina Hernández y Marianela Briceño Barajas no formalizaron la pretensión de condena, ni ante el tribunal de juicio ni ante la Corte de Apelaciones.

“Esto significa que las juezas de la Corte de Apelaciones dictaron una condena sin que el Ministerio Público se los solicitara expresamente. Es un precedente inédito y peligroso, pues el sistema acusatorio vigente desde 1999 establece una clara separación de los roles de los distintos operadores del sistema de administración de justicia. El juez solo puede actuar a partir de los requerimientos del fiscal. El juez no puede condenar sin que un fiscal se lo haya solicitado”, explicó Goitía.

La jueza Afiuni fue detenida el 10 de diciembre de 2009, inmediatamente después de ordenar la liberación del empresario Eligio Cedeño, en atención a una resolución del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas, que calificó como ilegal la detención y encarcelamiento de Cedeño.

También puedes leer: En menos de 10 minutos condenaron a la jueza Afiuni

El presidente de la República Hugo Chávez pidió que Afiuni fuera condenada a la pena máxima de 30 años de prisión. Desde entonces, en el sistema de administración de justicia venezolano cunde el llamado “efecto Afiuni”. Cualquier juez que se atreva a desafiar al gobierno puede sufrir las peores represalias.

María Lourdes Afiuni estuvo presa dos años y cuatro meses en la cárcel de mujeres de Los Teques, donde fue torturada y violada.

La defensa anunció que interpondrá un recurso de casación ante la Sala Penal del Tribunal Suprema de Justicia. Mientras tanto, la jueza Afiuni seguirá impedida de salir del país y expresarse  sobre su caso través de cualquier medio de comunicación social.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *