Nacionales, Reportes

Una familia venezolana necesita 4 salarios mínimos para comer una semana

Con 600.000 bolívares se podría comprar un paquete de pan, una docena de huevos, dos kilos de arroz, un litro de aceite, un kilo de pasta, 500 gramos de queso, 500 gramos de jamón, dos kilos de harina de maíz y un pollo mediano
Reporte Proiuris
Erick Griffith

Una familia venezolana de cuatro integrantes necesita cuatro salarios mínimos para comer durante una semana. Sin embargo, 600.000 bolívares no alcanzan para comprar carnes rojas, embutidos ni lácteos.

Con el nuevo ajuste vigente a partir de este 1 de octubre, el salario básico pasó  40.000 a  150.000 bolívares mensuales, y el bono de alimentación se fijó en 150.000 bolívares. El salario básico pasó de 2,.1 a 7,8 dólares aproximadamente, manteniéndose como el más bajo del América.

Para Rosa Martínez, de 74 años de edad, el nuevo ajuste salarial desencadenará aumentos en los productos alimenticios. “Estoy preocupada. Yo solo cobro lo de mi pensión, con lo que puedo comprar dos harinas de maíz, porque ni para el café me alcanza”, precisó Martínez.

Una familia promedio necesita generar más de 600.000 bolívares en salario para realizar un mercado que dure una semana|Foto Alan Marquéz 

Vive sola y depende de los 40.000 bolívares que cobra por su pensión. “Mi hijo también me ayuda. Él está en República Dominicana. Tuvo que emigrar por la situación del país. Cuando puede me ayuda, pero no siempre puede enviarme dinero”, explicó la señora.

El esposo de Martínez falleció hace un mes, lo que apretó aún más las cuentas en su casa. “Este aumento solo hará que las cosas sigan aumentando, 150.000  bolívares no alcanzan para comer bien ni para comprar medicinas; y sin mi esposo, será peor”, considera Martínez.

El equipo de Proiuris visitó un supermercado ubicado en Los Ruices, en Caracas, para calcular el costo de un mercado familiar con el nuevo ajuste de salario mínimo. En el recorrido, se verificó que con 150.000 bolívares solo se compra un litro de aceite, un kilo de arroz, dos kilos de harina de maíz y un kilo de pasta. No alcanza para comprar proteína, lácteos ni embutidos.

Para comer un poco mejor, una familia de cuatro personas requiere cuatro salarios mínimos a la semana, es decir, 600.000 bolívares. Con esa cantidad se cubre: un paquete de pan molde, una docena de huevos, 2 kilos de arroz, 1 litro de aceite, 1 kg. de pasta, 500 gramos de queso y 500 gramos de jamón, dos kilos de harina de maíz y un pollo mediano.

También puedes leer: Escuelas de Fe y Alegría afrontan deserción de docentes

Para el mes de septiembre, de acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), una familia promedio requirió 93 salarios mínimos solo para cubrir sus gastos básicos en alimentación.

La organización explica en su reporte mensual que los 40.000 bolívares correspondientes al salario vigente desde el 16 de abril 2019, solo tuvo un poder adquisitivo real para el grupo familiar de 1,1 % durante septiembre. Según el análisis de Cenda, el mes pasado la canasta alimentaria tuvo un costo de 3.724.390,25, bolívares, lo que se aproxima a 177,13 dólares, “presentando una variación intermensual de 49,1% / Bs. 1.225.643,56”, se lee en el reporte.

El aumento es “agua y sal”

Ronald Guzmán es padre de tres niños y aporta el único ingreso de su hogar. Trabaja como instructor de gimnasio y cobra por clase 40.000 bolívares. El dinero no le alcanza. “Solo compramos lo básico para sobrevivir”, sostuvo.

Entre las estrategias que aplica para comprar comida, está dar clases en el parque Generalísimo Francisco de Miranda. “No cobro por esas clases de fines de semana, pero, los participantes me apoyan con efectivo, de allí saco para el pasaje y completo para la comida”, explicó.

Una empleada de mantenimiento del Centro Comercial de Los Ruices, que pidió mantener su nombre bajo reserva, relató que tiene que sustentar a sus dos hijos, a cuatro nietos y a su nuera. “La comida no alcanza. Siempre tengo que pedir comida entre mis vecinos. Además, comenzamos a reducir la cantidad para que nos rinda un poco más. Este aumento de salario no va hacer nada, solo aumentar los precios”, enfatizó.

Detalló que su salario no le alcanza ni para comprar comida para una semana. “¿Por qué cuando el dólar baja no se reajustan los precios en los supermercados?”, se preguntó la empleada mientras le contamos sobre el aumento realizado por el gobierno. “Hago lo posible para no morirnos de hambre”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *