Nacionales, Reportes

Cecodap: Se debe reparar el daño causado a las víctimas de Belankazar

Desde la organización Centro de Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), Oscar Misle y Jannia Orta, explicaron la corresponsabilidad del Estado, la familia y la sociedad para prevenir las vulneraciones de los derechos de la niñez, así como los peligros reales a los que están expuesto en las redes sociales
Reporte Proiuris
Erick S. González Caldea

El debate sobre el uso de redes sociales por parte de niños, niñas y adolescentes se reactivó luego de la denuncia contra los directivos de la academia de modelaje Belankazar, señalados de producir y distribuir contenidos sexuales de niñas y adolescentes.

La noche del 3 de septiembre, el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), detuvo a Hernán Pereira Tello, Mauricio Velázquez Corredor y Belkis Alicia Pereira, directivos de Belankazar por la presunta comisión de delitos establecidos en Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, entre ellos el delito de pornografía infantil.

También puedes leer: CIDH amplía medidas de protección a niños, niñas y adolescentes del J.M. de los Ríos

Desde la organización Centro de Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), Oscar Misle, fundador y codirector, junto a Jannia Orta, psicóloga, destacaron que la prevención de vulneraciones de los derechos de la niñez, lo cual incluye los peligros a los que están expuesto en las redes sociales, es una responsabilidad compartida entre el Estado, la sociedad y la familia.

Para Misle, la hipersexualización de los niños, niñas y adolescentes aunado a la falta de prevención por parte de las autoridades y padres, aumentan las situaciones de vulnerabilidad de la niñez venezolana.

Explicó que la posibilidad de que los menores de edad se incorporen a academias de modelaje no es, en sí misma, una irregularidad. Sin embargo, considera que los padres deben asegurarse de que no corren el riesgo de ser abusados.

Sobre el caso Balankazar, Misle propuso la reparación de los daños causados a niñas y adolescentes por la divulgación de contenidos sexuales. Sí, el Cicpc intervino, pero se tiene que garantizar el acompañamiento. Hay que reparar el daño, tanto a las niñas como a sus familiares”, enfatizó.

La psicóloga Jannia Orta se refirió a otro tipo de riesgos que tienen su origen en el seno familiar: “Un niño que baila reggetón y es alentado por la familia, por sus padres, se está  hipersexualizando. A esa edad ¿es acorde bailar como adultos? Muchos padres sexualizan a sus niños y niñas; desde la ropa que usan, los trajes de baños… Hay que tomar conciencia de esto. Aunque es un tema difícil, hay que discutirlo”, agregó.

Los representantes de Cecodap advirtieron que los riesgos para niños, niñas y adolescentes en redes sociales no se limitan a la pornografía infantil, pues también son usadas para el acoso y la trata de.

También puedes leer:  Unicef solicita más de $70 millones para niños y niñas de Venezuela

“Hay padres que ven las redes sociales como niñeras y eso no puede ser. Hay muchos peligros en internet, no solo con los depredadores sexuales. Los padres deben conversar con sus hijos para prevenir riesgos”, sostuvo Jannia Orta, quien enfatizó que los niños y niñas no tienen la suficiente madurez para enfrentarse a los cometarios y peligros dentro del internet.

Misle, por su parte, subrayó abrir una cuenta en cualquier red social desde una edad muy corta es abrir una ventana muy peligrosa. “Hay que enseñarles desde pequeños, hablar con ellos; y en el caso de los adolescentes mantener un monitoreo, siempre y cuando se respete su derecho a la privacidad”, sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *