Internacionales, Reportes

Ecuador cierra el paso a 1.000 venezolanos que caminaron 20 días

La visa impuesta a los que huyen de la emergencia humanitaria compleja en Venezuela dejó varados en Ipiales a los refugiados, porque no tienen como pagar los 50 dólares que cuesta la expedición del documento
Reporte Proiuris
Alejandro Romero

Aproximadamente 1.000 refugiados venezolanos con rumbo hacia Ecuador se encuentran varados en el municipio de Ipiales, por no poseer la visa “humanitaria” que se impuso como requisito para su ingreso al país desde el pasado 25 de agosto.

Los cálculos fueron facilitados por la organización Colonia Venezolana en Colombia (Colvenz) y su vicepresidente, Toni Vitola, advierte que la visa empeora la situación de los venezolanos que huyen de la emergencia humanitaria compleja en el país.

También puedes leer: “Volver a la miseria en Venezuela no era un opción” 

“Los venezolanos que se encuentran en la frontera están en una condición muy vulnerable. La mayor limitante para ellos es el costo de 50 dólares para tramitar la visa y la presentación de antecedentes penales apostillados. Muchos no podrán ingresar a Ecuador”, agregó.

De acuerdo a Vitola, entre en 2.000 y 3.000 venezolanos cruzaban la frontera colombo ecuatoriana diariamente. Después de la implementación de la visa, apenas ingresan a Ecuador de 15 a 20 personas por día. Vitola enfatiza en que los venezolanos que recientemente han entrado a Ecuador no tienen la capacidad económica de costear las expensas migratorias impuestas por Ecuador.

También puedes leer: No es “humanitario” exigir visas a migrantes venezolanos

“Hay venezolanos que caminan desde Cúcuta hasta la frontera de Colombia en Ecuador porque no disponen del capital para pagar un bus que los traslade al otro extremo del país. Esto es aproximadamente entre 15 y 20 días caminando por el territorio colombiano”, aseguró Vitola.

Explicó que los que huyen de Venezuela solo logran hacer el trayecto hasta Ecuador con ayuda de organizaciones de la sociedad civil. El llamado de Vitola a la comunidad venezolana es “no caer en el desespero” y elaborar un plan que permita la radicación segura en el país de destino.

 

 

 

 

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *