Reportes

Juan Requesens cumplió un año de prisión política

Los registros audiovisuales del ensañamiento de los funcionarios del Sebin contra el diputado opositor fortalecen la presunción de aplicación de torturas contra los adversarios del régimen

«Esto es un problema político y no jurídico». Al cumplirse un año de la detención del diputado opositor Juan Requesens, su padre, Juan Guillermo Requesens, puso el acento en la ignominia de un proceso plagado de irregularidades violatorias del derecho al debido proceso.

El parlamentario permanece preso en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Sus familiares y abogados han tenido que afrontar largos períodos de incomunicación y obstáculos para proveerle alimentos y medicinas.

También puedes leer: «Jueza del caso Requesens insta a la Fiscalía a investigar torturas»

Los registros audiovisuales del ensañamiento de los funcionarios de la policía política contra Requesens fortalecieron la presunción de aplicación de torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes contra los presos políticos en Venezuela.

En octubre de 2018 la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) emitió una medida cautelar dirigida al gobierno venezolano: “proteger los derechos a la salud, a la vida e integridad personal del diputado Juan Requesens en el contexto de privación de libertad en el que se encuentra, asegurando que no sea objeto de actos de violencia en su contra”.

El 1° de julio de 2019, se realizó la audiencia preliminar del caso. La jueza Carol Padilla acogió la acusación fiscal, de manera que Requesens será juzgado por su supuesta participación en el presunto atentado contra Nicolás Maduro el 4 de agosto de 2018, bajo la presunta comisión de siete delitos: 1) traición a la patria, 2) homicidio intencional calificado cometido con alevosía y por motivo innoble en grado de frustración contra el presidente de la República, 3) homicidio intencional calificado cometido con alevosía y por motivo innoble en grado de frustración contra siete militares, 4) terrorismo, 5) asociación para delinquir, 6) Instigación pública continuada, y 7) porte de armas de fuego y municiones ilegales.

También puedes leer: «Abogados de Requesens pudieron verlo luego de 93 días de incomunicación»

Joel García, abogado de Requesens explicó que el el juicio propiamente dicho no ha comenzado por trabas burocráticas. García aseveró, a través de su cuenta Twitter, que pudieron tener contacto directo con el diputado el jueves primero de agosto y que “se encontraba bien de salud y anímicamente”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *