Nacionales, Reportes

Por hambre, mujeres venezolanas son víctimas de trata

El Grupo de Trabajo sobre la Esclavitud Moderna en Venezuela, una alianza de ONG de la cual forma parte Proiuris, expuso cinco alertas sobre la trata de personas en el país. Además de la inseguridad alimentaria, la migración forzada por la emergencia humanitaria compleja crea condiciones de mayor vulnerabilidad que son aprovechadas por las redes de crimen organizado
Reporte Proiuris 
Gabriela Henríquez

En el ámbito del Día Mundial contra la Trata de Personas, que se conmemora el 30 de julio, el Grupo de Trabajo sobre la Esclavitud Moderna en Venezuela (GTEMV), una alianza de organizaciones no gubernamentales de la cual forma parte Proiuris, identificó y dio a conocer cinco alertas sobre la trata de personas que surgen de la profundización de la emergencia humanitaria compleja en el país.

María Gabriela Cuevas García, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Católica Andrés Bello, fungió como vocera del GTEMV e indicó que la primera situación que expone a las personas a ser víctimas de la trata es el hambre. “La inseguridad alimentaria subyace y potencia todas las formas de explotación. Una parte importante de la población padece necesidades extremas, que la hacen vulnerable, de modo que proliferan las prácticas de sobrevivencia”. El intercambio del sexo por comida es una de ellas, precisó. 

La segunda alerta sobre la exposición de la población a la trata de personas es la migración forzada, como producto de la hiperinflación, escasez de alimentos y medicinas, el colapso de los servicios básicos y los altos índices de inseguridad.

La tercera, reza el comunicado leído por Cuevas, es que las mujeres – incluidas las mujeres trans, lesbianas, adolescentes y niñas – son el grupo poblacional con mayor riesgo de sufrir situaciones de explotación, constituyendo un 70% del total de las víctimas. Además indicó que muchas de las captadoras han sido víctimas de trata en el pasado. Los hombres, adolescentes hombres y los niños, por su parte, son vulnerables al reclutamiento forzado por grupos armados irregulares, o para realizar actividades en los sectores agrícola, pesquero y minero.

También puedes leer: Padres que venden a sus hijos: Gobierno registra 12% de aumento

El cuarto llamado de atención realizado por el GTEMV se refiere a “otros grupos en situación de vulnerabilidad”. Los niños, niñas y adolescentes son víctimas de trata, porque las redes dedicadas a este tipo de delito que se aprovechan de la desintegración familiar, de situaciones de sexo transaccional como mecanismo de supervivencia y de las debilidades del Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes.

En la comunidad LGBTI “la captación de víctimas de trata puede incluir la oferta de pago del tratamiento médico para su proceso de transición sexual o el pago de implantes”. En el caso de los indígenas, los factores de riesgo están asociados a las trabas para obtener documentos de identidad, la presencia de actores armados no estatales y a la minería ilegal.

Finalmente, la quinta alerta tienen que ver con la impunidad que reina en Venezuela, lo que genera que “los grupos delictivos actúen con libertad”. Esto se acentúa aún  más en estados fronterizos, en donde el control del territorio no está en manos de los órganos del Poder Público.

Proponen crear Fiscalías especializadas

Los Estados son responsables de prevenir y sancionar la trata de personas y otras formas análogas de esclavitud moderna. En el caso de Venezuela, la primera tarea pendiente es optimizar el registro de víctimas para determinar la dimensión del problema y poder diseñar y ejecutar políticas públicas efectivas.

Los pocos registros oficiales apenas dan cuenta de denuncias que no llegan al centenar de casos. Sin embargo, el Índice Global de Esclavitud Moderna, de la World Free Foundation, revela que  hay aproximadamente 174 mil venezolanos y venezolanas afectados por el delito de trata de personas.

También puedes leer: ¿Sabes qué es la esclavitud moderna y la trata de personas?

Carla Serrano, secretaria general de la Red por los Derechos Humanos de los Niños, Niñas y Adolescentes, hizo énfasis otra gran deuda del Estado venezolano: es necesario facilitar el acceso a la justicia de las víctimas y/o sus representantes. En este sentido, el GTEMV propone la creación de Fiscalías del Ministerio Público especializadas en trata de personas y otras formas análogas de esclavitud, de manera de garantizar eficaces, que conduzcan a la aplicación de sanciones conforme a Derecho y, en definitiva, al cese de la impunidad.

Carla Serrano explicó los efectos de la migración forzada en la trata de personas | Foto: Alan Márquez 

Como quiera que la migración forzada aumenta los riesgos de trata, el GTEMV también se sumó a la exigencia de agilización de procedimientos en materia de libre tránsito y derecho a la identidad.

También puedes leer: Fiscalía reportó a la ONU 108 casos de trata de personas en cuatro años

Por su parte, la ciudadanía puede documentar y denunciar ante organizaciones seriamente dedicadas al estudio de estos temas, o ante las iglesias, las situaciones de las que sea testigo o le parezcan sospechosas de ser formas de explotación; desconfiar de las ofertas de empleo o de otros beneficios que considere excesivamente ventajosos, aunque provengan de personas con las que han establecido un vínculo amoroso, presenciales o virtuales; y evitar ante cualquier circunstancia la entrega de niños, niñas y adolescentes al cuidado de terceras personas sin la participación de las autoridades competentes del Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, aun cuando se trate de personas que ofrezcan alimentarlos, cuidarlos y educarlos.

Prissila alza la voz por las mujeres trans

Prissila Solórzano,  una mujer trans y vocera de la ONG Caleidoscopio Humano, detalló las dificultades que ponen en riesgo a las personas de la comunidad LGBTI.

Explico que las personas trans son proclives a ser víctimas de trata porque su identidad legal no coincide con su identidad de género: “Podemos caer en este tipo de redes que juegan con nuestros sentimientos, emociones y pasiones”. Explicó que es común que los captadores enamoren a las mujeres trans y les hagan falsas promesas, que incluyen facilidades para obtener tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas que faciliten sus procesos de transición sexual.

Prissila Solórzano detalló cómo funciona los mecanismos de captación de mujeres trans en el país | Alan Márquez 

Las redes sociales, como Instagram Facebook y Twitter, son los mecanismos de captación de víctimas más usuales y existe la tendencia de que una mujer trans pasa de ser captada a captadora. “A mí han tratado de captarme cinco veces”, aseguró.

Solórzano mandó un mensaje de prevención a las mujeres trans: “No deben confiar en esas redes sociales, porque más allá del desespero, es tu integridad y la de tu familia”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *