Nacionales, Reportes

“No había fiscales, solo llegaron tumbando la puerta”

José González se suma a la lista de asesinados por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES) en Caracas. Los familiares temen represalias
Reporte Proiuris 
Erick S. González Caldea

A las 3:30 am, José González, de 30 años de edad, estaba durmiendo con su esposa y su hija de 8 años. El sueño de la familia fue interrumpido por los golpes a la puerta del hogar, ubicado en el barrio Nuevo Horizonte de Catia. Eran funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) que realizaban un operativo en búsqueda de presuntos delincuentes.

Los oficiales del cuerpo élite de la Policía Nacional Bolivariana llegaron sin una orden de cateo. Tampoco estaba presente un fiscal del Ministerio Público para supervisar la inclusión en la vivienda. Sacaron a la esposa e hija de González y las encerraron en la casa de uno de los vecinos. Luego le dispararon al hombre en el pecho.

“Lo sacaron de la casa y lo tiraron en la calle. Allí le dispararon. Se lo llevaron al hospital Periférico de Catia, pero ya estaba muerto”, aseguró uno de los allegados de la víctima, que pidió no publicar su nombre por miedo a represalias.

Señaló que a González lo estaban acusando de ser un azote de barrio. “Él no era ningún delincuente. Trabajaba honradamente como pintor junto a un vecino. Toda su vida lo hizo. Realmente desconozco porque lo mataron así”, afirmó.

También puedes leer: 100 Sentencia de Muerte

Tres días antes, la mañana del viernes, en el sector La Baranda de Gramoven, parroquia Sucre, hubo un presunto enfrentamiento con comisiones de las FAES, donde resultaron heridos dos supuesto delincuentes, uno de los cuales logró huir, según indica un parte policial. Sin embargo, familiares de David García y José Flores, heridos por los agentes policiales y trasladados al hospital José Gregorio Hernández, en los Magallanes de Catia, desmintieron dicha versión. Las comisiones siguieron en la barriada en busca del “fugado”.

“José no estaba involucrado en ningún enfrentamiento, ni ayer ni el viernes. No estoy seguro si lo mataron por ese hecho. Tampoco me lo dijeron”, sostuvo el allegado.

También puedes leer: Informe Monitor de Víctimas 2018: 256 personas murieron a manos de las FAES en Caracas

El patrón de la muerte de José González coincide con lo investigado en el reportaje 100 Sentencias de Muerte, publicado por la organización defensora y promotora de los derechos humanos Proiuris, en cuanto a la falta de la notificación de las autoridades del Ministerio Público, para hacer seguimiento y acompañamiento en las incursiones policiales.

El artículo 42 de la “Ley Orgánica del Servicio de Policía de Investigación, Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas y del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses” establece que para realizar un allanamiento se requiere una orden judicial y la presencia de un fiscal del Ministerio Público.

“No había fiscales, solo llegaron tumbando la puerta”, sostuvo el familiar. Destacó que luego de que lo llevaran muerto al hospital, algunos funcionarios se quedaron vigilando en la zona. “No hemos podido ir a ver cómo quedó la casa, nos da miedo a todos”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *