Nacionales, Reportes

Adolescentes el 2-F: “Nos quedamos en Venezuela porque queremos verla libre”

La detención arbitraria de 77 menores de edad en las más recientes manifestaciones antigubernamentales no intimidó a los miles de muchachos que este sábado volvieron a salir a las calles en repudio a Nicolás Maduro
Reporte Proiuris
Erick S. González Caldea

Antoniela Salazar tiene 16 años y quiere ser médico. Desde la 10:00 am, estaba junto con varias amigas contemporáneas contemporáneas en el Centro Comercial Milenium Mall, en atención al llamado a la protesta pacífica del presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, este viernes 2 de febrero: “Vine hoy para poner mi grano de arena y liberar a mi país del gobierno de Maduro”.

Salazar tenía pensado irse del país luego de graduarse, pero la posibilidad de un cambio político a mediano plazo la ha llevado a reconsiderar la idea. “Me quiero quedar, de verdad que sí. Pero necesito vivir en una Venezuela donde existan  oportunidades para los jóvenes”, enfatizó.

Miles de personas se concentraron en diferentes puntos de la ciudad capital para respaldar la salida democrática planteada por los diputados de la Asamblea Nacional.

Emily Santander tiene 14 años y ya ha despedido a la mitad de su familia por la migración forzada, generada por la emergencia humanitaria compleja en Venezuela. “Hoy vine para dejar un mensaje claro a Maduro: queremos libertad para que vuelvan nuestras familias”, dijo.

También puedes leer: “Aspiran dotar 6 hospitales con primer envío de ayuda humanitaria”

Santander no sabe que quiere estudiar, pero sí que desea estudiar una carrera universitaria en su país, para compartir más con sus familiares y amigos.

Emily estaba acompaña por una de sus vecinas, Estefanie Moreno, de 16 años. Las dos bajaron hasta el CC Millenium para concentrarse con sus vecinos y caminar hasta Las Mercedes. “Estoy en la marcha porque no quiero dejar a Venezuela ni separarme de mi familia. Quiero que toda la situación cambie”, enfatizó.

Las tres adolescentes caminaron 9 kilómetros. Se unieron a todos los que convergieron en la avenida Francisco de Miranda. Las tres quieren quedarse en su país y ser profesionales.

Cientos de jóvenes se encontraron frente a la tarima de Las Mercedes para escuchar al presidente Guaidó anunciar la próxima llegada de un primer cargamento de medicinas y alimentos para atender a los venezolanos que están en situación de mayor vulnerabilidad.

A las 12:00 pm, al final de la calle principal de Las Mercedes, detrás de la tarima, estaban dos hermanos acompañados por su abuela de 76 años de edad. Vestían camisas blancas y gorras tricolor. “Si nací aquí, tengo que pelear por mi país aquí. Desde afuera no estaría haciendo nada”, manifestó Carlos Hernández, de 17 años de edad. Carlos quiere ser ingeniero industrial.

Asegura que muchos de sus amigos del liceo y vecinos de su edad comparten la esperanza de que la situación del país mejore y puedan desarrollarse integralmente como ciudadanos libres. El joven estaba junto a su hermana de 22 años, Mariana Hernández, quien también apuesta por una salida pacífica de la crisis institucional que ha causado el empeño de Maduro de perpetuarse en el poder.

También puedes leer: “77 niños, niñas y adolescentes han sido detenidos arbitrariamente”

“Me siento triste por saber que mi familia está en el exterior, aun así no que quita la fuerzas de seguir marchando y manifestando por la libertad de mi país”, sostuvo.

Al finalizar la convocatoria, un grupo de adolescentes, de entre 16 y 19 años de edad, hablaban del “olor a libertad” que percibieron este sábado. “Nos quedamos en Venezuela porque queremos verla libre”, señaló José Manrique de 16 años, quien juntos a sus amigos sostenían una bandera de Venezuela. Esta vez no los reprimieron cuando iba regreso a sus hogares.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *