Nacionales, Reportes

Represión de la GNB no logró empañar la jornada del 23E en Caracas

Miembros de la sociedad civil se movilizaron para asistir a la marcha convocada por la Asamblea Nacional en la Plaza Juan Pablo II de Chacao. Aunque hubo episodios de represión, los miles de marchantes se mantuvieron entusiastas en apoyo a la juramentación de Juan Guidó como presidente encargado de la República
Reporte Proiuris
Betania Franquis Prada

Un grito y una detonación. En la plaza Madariaga de la parroquia el Paraíso retumba el sonido de los perdigones. Son las 9:20 am y decenas de manifestantes corren para resguardarse de los gases lacrimógenos detonados por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.
La multitud que intenta avanzar hacia la autopista Francisco Fajardo para unirse a la manifestación convocada por la Asamblea Nacional se niega a abandonar la calle. El júbilo de la muchedumbre que reclama a un nuevo presidente desafía a las fuerzas de seguridad del Estado reivindicando el derecho a la libertad de expresión.
Mientras una bruma tóxica se extiende por la avenida Washington, la plaza Madariaga queda desierta. Los miembros de la sociedad civil y vecinos de El Paraíso han sido dispersados. Varios piquetes de la GNB que resguardan el área restringen el paso. “No hubo mediación posible. Ellos llegaron y nos sacaron. Pero aquí continuaremos por el país que queremos rescatar. Estamos dispuestos a luchar y enfrentarnos por una mejor Venezuela. De aquí no nos vamos”, expresa Norma Villasmil, una abogada de 62 años que se niega a emigrar como lo hizo toda su familia.

“Mis hijos, mis nietos y hermanos viven en el exterior y quieren que abandone el país. Estoy sola pero esta es mi tierra y no me voy, primero que se vaya Maduro”.

Norma Villasmil, abogada

Villasmil, quien enarbola una bandera y viste una franela tricolor, se incorpora a un grupo de manifestantes que intenta dirigirse al puente 9 de diciembre para tomar la autopista Francisco Fajardo. El esfuerzo, sin embargo, resulta en vano. Una bandada de motorizados de la GNB dispersa la concentración y cierra el acceso hacia el principal corredor vial de Caracas.  Resuenan las cacerolas desde los edificios y los llamados a la resistencia. “El pueblo unido jamás será vencido”, gritan al unísono un conjunto de jóvenes descamisados que se plantan frente a un piquete de seguridad.  En medio del alboroto y una incipiente llovizna, llega un comando de la Policía Nacional Bolivariana que se despliega por el puente 9 de diciembre.

La multitud que trata de abrirse paso hacia la autopista retrocede ante otra nueva ola de detonaciones. Una marejada de personas corre y se aglomera en la avenida José Antonio Páez frente al centro comercial Multiplaza El Paraíso. A pocos metros, en la calle Las Fuentes, se escuchan cánticos cristianos que elevan el entusiasmo popular. En medio de la vía, una decena de monjas y sacerdotes representantes de 11 congregaciones de la Iglesia Católica se unen en oración para apoyar a la sociedad civil. Salieron a la calle a las 8:00 am y hoy, por primera vez, se han reunido para protestar en rechazo al gobierno de Nicolás Maduro.

Barquisimeto, Barinas, Mérida, Vargas y varios sectores de Caracas. “Estamos aquí porque tenemos los mismos deseos de justicia y paz para nuestro país. Tenemos la esperanza de que habrá un arrepentimiento y estamos dispuestos a perdonar”, explica Edgardo Núñez, uno de los representantes de la Iglesia Católica.
Al mediodía la represión recrudeció.  Varias tanquetas de la GNB reforzaron los piquetes ubicados en la Plaza Madariaga y el puente Nueve de diciembre. La restricción de los accesos impidió a  los manifestantes llegar al punto de concentración final en la Plaza Juan Pablo II, en Chacao.
Una caravana de personas abarrotó la autopista Francisco de Miranda, El Rosal, Chacaíto y Altamira. La multitud, que se mantuvo desde el mediodía en Chacao, recibió con entusiasmo al presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó, quien se dirigió a una multitudinaria masa a las 1:45 pm. Entre aplausos y consignas la máxima autoridad del Poder Legislativo se juramentó “ante Dios y ante el pueblo” como “presidente encargado de Venezuela.

 “Hoy 23 de enero de 2019, en mi condición de presidente de  la Asamblea Nacional, invocando los artículos de la Constitución, toda nuestra actuación basada en la Constitución, ante Dios todopoderoso, ante los diputados, ante Venezuela juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela”.

Juan Guaidó

Guaidó, quien  se comprometió a contribuir con el de la violencia para “lograr el cese de la usurpación”, recordó a los caídos durante las protestas del año 2017 e informó que a partir del 26 de enero será impresa y distribuida  la Ley de Amnistía.
Durante su discurso anunció que la primera semana de febrero llegaran al país insumos obtenidos a través de la cooperación internacional para afrontar la emergencia humanitaria compleja. “Que no quede duda, en unión de todos los factores, que el pueblo va a salir el fin de semana a entregar esa Ley de Amnistía y a recibir la primera semana la ayuda humanitaria” dijo.
Las palabras de Guaidó al culminar la actividad fueron secundadas por el Gloria al Bravo Pueblo. Al canto por la libertad se añadieron expresiones de algarabía y esperanza. “Hoy nace una nueva oportunidad. Venezuela será libre”, se escuchó entre la multitud.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *