Nacionales, Reportes

Solicitaron a la CIDH extender medidas cautelares para proteger a niños del J.M de los Ríos  

Ocho meses han transcurrido desde que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó al Estado venezolano adoptar las medidas para asegurar la salubridad y la seguridad en el área de nefrología del J.M de los Ríos y aún no ha habido respuestas efectivas
Betania Franquis Prada

La organización no gubernamental Prepara Familia y el Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap) solicitaron este miércoles 10 de septiembre a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, una extensión de las medidas cautelares para proteger a los niños que reciben atención en 13 servicios del hospital José Manuel de los Ríos.

Ocho meses han transcurrido desde que la CIDH solicitó al Estado venezolano adoptar las medidas para asegurar la salubridad y la seguridad en el área de nefrología del J.M de los ríos. Las medidas dictadas por el organismo el 21 de febrero instaban al Ejecutivo a suministrar los medicamentos e insumos necesarios para atender a los niños, no obstante persisten los problemas.

Miembros de Cecodap y Prepara Familia asistieron este 2 de octubre a la reunión de trabajo realizada en el 169° período de sesiones de la CIDH en Boulder Colorado,  EE UU. Allí expusieron, a través de un informe, las fallas del servicio de nefrología para insistir en el cumplimiento de las medidas.  El representante del Estado, Larry Devoe, respondió a las peticiones mostrando fotos de las remodelaciones en distintas salas del hospital.

Durante el encuentro participó la directora del hospital pediátrico Nathalia Martinho. En una video llamada a distancia se comprometió a elaborar un cronograma de fechas para el cumplimiento de las peticiones. También indicó que se reuniría con los solicitantes este martes 9 de octubre, sin embargo dicha reunión nunca fue convocada.

Katherine Martínez, presidenta de Prepara Familia, calificó como “un maquillaje” las fotos presentadas por el abogado Larry Davoe, en la que el área de emergencia aparece remodelada. Siete niños del área de hemodiálisis y nefrología están contaminados con bacterias como klebsiella y pseudomonas mientras que  otros 34 han muerto por desnutrición. “Las fallas de atención dentro del hospital continúan”.

Este martes 9 de octubre fueron suspendidos los tratamientos de quimioterapia para los niños de oncología y hematología en el J.M. La campana donde se preparan las mezclas con los fármacos estará inoperativa hasta nuevo aviso, denunciaron los padres.

Martínez indicó que el suministro irregular de antibióticos e insumos se suma a las fallas del servicio de nutrición. Desde hace más de un mes los niños solo reciben arroz blanco y arepa sin rellano.  El programa de alimentación destinado a las madres y médicos residentes está suspendido desde el 5 de abril. Los tanques que purifican el agua para realizar la diálisis siguen sin mantenimiento desde principios de 2018.

Aunque el área de nefrología tiene capacidad para atender a 10 niños solo 5 permanecen hospitalizados debido a la falta de camas e insumos. El laboratorio de nefrología está cerrado y el Banco de Sangre del recinto sigue sin los reactivos necesarios para hacer la serología a la sangre.

Carlos Trapani abogado de Cecodap, explicó que las denuncias en el servicio de nefrología abarcan oras áreas de atención del hospital por lo que solicitaron a la CIDH la extensión de la medidas cautelares para proteger a los niños de esas otras salas.

Trapani informó que las 13 áreas del hospital incluidas en la medida de protección solicitada a la CIDH son: cardiología, hematología, neumonología, medicina II y III,  anatomía patológica, centro de lactancia, consulta externa, triaje, neurocirugía, servicio de pediatría, integral niño sano, medicina de adolescentes y neurología.

Las denuncias recibidas de los distintos servicios del hospital pediátrico están sustentadas en el informe situacional de la Sociedad Médica Venezolana. Trapani instó al gobierno a respetar las medidas y publicar los protocolos de desinfección de los tanques de agua. “El  J.M se ha convertido en un hospital pobre para los pobres. Nuestros niños merecen el mejor sistema de salud posible”, dijo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *