Nacionales, Reportes

A una semana de paro, las enfermeras continúan en la calle

Ante la falta de pronunciamiento del presidente Nicolás Maduro y del ministro de Salud Carlos Alvarado,  planean movilizarse este miércoles hasta el centro de Caracas para reclamar el reajuste salarial

Reporte Proiuris | @Proiuris_VE  | IG: @Proiuris | Facebook: @ProiurisVE
Betania Franquis

Trasladarse desde el kilómetro 9 de El Junquito hasta Catia para trabajar todo el día es un calvario cuando se tiene el estómago vacío y un sueldo insuficiente. Esa es la realidad de Geraldine Toro, enfermera de terapia intensiva en el Hospital Dr. Ricardo Barquero González, mejor conocido como Periférico de Catia: “Estudié cinco años para ejercer la profesión que amo y me levanto todos los días a las 4:00 am para ganarme 500.000 bolívares quincenales. No es justo”.

Toro ensaya diversas estrategias de supervivencia para intentar cubrir sus necesidades más básicas: desde atender personas de forma privada hasta confeccionar ropa. Lo ha intentado todo para sostener a su familia. Es por ello que este martes 3 de julio protestó por séptima día consecutivo en la calle El Cristo, a la entrada del centro asistencial. Ella al igual que sus compañeras se ha sumado al paro laboral convocado desde el 25 de junio por el Colegio de Enfermeras de Caracas. “El paro continuará hasta que no haya una  propuesta salarial. Estoy cansada de redoblarme con jornadas nocturnas porque el sueldo no me alcanza. Así no puedo vivir”.

El grupo de enfermeras aglomeradas en la entrada del hospital no se desanima pese a la falta de respuestas y apoyo. Solo 20% del personal médico la ha respaldado desde que suspendieron el servicio de atención en las citas, aseguró una fuente vinculada al centro de salud. De ese porcentaje solo Rafael Freites, residente del segundo año de Medicina Interna, participa en la protesta. La precaria calidad de vida de sus colegas lo impulsaron a participar en la actividad aun sin tener el respaldo legal del Colegio de Médicos. “Es ilógico mantenernos con lo que ganamos actualmente. Como hacemos para sobrevivir, es algo que no afecta a todos”.

Amenazas y sutiles prohibiciones

El jueves 28 de junio un grupo de enfermeras que se encontraba manifestando a las puertas de la Maternidad Concepción Palacios fue amenazado por 30 hombres armados, identificados como integrantes de los colectivos afectos al Gobierno, informó el dirigente sindical de hospitales y clínicas de Caracas, Mauro Zambrano. Desde ese día cesaron las protestas en la principal maternidad de Caracas.

Aunque no se han registrado nuevos actos de amedrentamiento las prohibiciones continúan. En el hospital José Gregorio Hernández ubicado en Los Magallanes de Catia las enfermeras más cercanas a la dirección recibieron una orden que se difundió como un rumor por los pasillos. “Nos dijeron que no participáramos en el paro porque era ilegal y que de lo contrario comenzarían los despidos masivos”, indicó Dulce González, que trabaja en la sala de partos y emergencia para adultos.

Las cartas e informes consignados hace meses ante la dirección del hospital en exigencia de mejores sueldos siguen sin ser respondidas. El silencio de las autoridades del recinto se extiende hasta la directiva del Ministerio de Salud, que sigue sin pronunciarse luego de siete días de paro nacional. “Estamos evaluando ir hasta el Ministerio de Salud a partir de las 9:00 am para que nos den la cara”, dijo.

Según González, la decisión fue acordada el lunes durante una reunión sostenida en el Hospital Clínico Universitario. “No hemos recibido respuesta y haremos lo que sea necesario por un sueldo digno. El paro continua”.

Related Posts

One thought on “A una semana de paro, las enfermeras continúan en la calle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *