Nacionales, Reportes

El Estado desacata medidas de la CIDH y niños del J.M De Los Ríos siguen en peligro de muerte

Tras cumplirse un mes de la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que insta al Estado a garantizar el derecho a la salud y la vida de los pacientes del Servicio de Nefrología, médicos especialistas ofrecieron un balance de la crítica situación del Hospital
Reporte Proiuris | @Proiuris_VE  | IG: @Proiuris | Facebook: @ProiurisVE
Andreina Domínguez Urbina

Los niños, niñas y adolescentes del Servicio de Nefrología del Hospital J.M De Los Ríos se mantienen en una situación de “gravedad”. Las fallas en la dotación de medicamentos e insumos médicos y el funcionamiento irregular de la Unidad de Hemodiálisis persisten. Así lo afirmó el grupo de médicos nefrólogos del referido centro asistencial este miércoles 21 de marzo.

El Servicio de Nefrología recordó que hace un mes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas cautelares a favor de los pacientes de esta área, por considerar que corren riesgo y daños irreparables a la salud y a la vida. Sin embargo, la Unidad asegura que hasta la fecha el Estado no ha tomado acciones concretas que cubran las necesidades de los pacientes. “No hemos evidenciado cambios significativos para poder ofrecer una atención realmente adecuada”, expresan.

“En relación a los problemas con la medicación, el suministro de las drogas de inmunosupresión para los pacientes trasplantados renales, los portadores de patologías como el Síndrome nefrótico corticoresistente y corticodependiente y el lupus eritematoso sistémico con compromiso renal les está siendo entregado entre por blísters que son para 10 o 15 días y no en la totalidad de las drogas que tienen indicadas”, refiere el comunicado.

El suministro de las líneas pediátricas y de adultos en la Unidad de Hemodiálisis también es intermitente. “Medicamentos como el Paricalcitol importante para el manejo de la enfermedad metabólica,  no llega desde más de un año”, agregan. Aunque fueron reparadas las máquinas de hemodiálisis y actualmente funcionan 13 de 15, solo pueden conectar a siete pacientes porque no se ha completado el mantenimiento de la planta de osmosis. El servicio de agua continúa siendo irregular, lo cual también afecta el funcionamiento de las dializadoras.

Los médicos lamentaron que el programa de trasplante de órganos se mantenga suspendido en el hospital y aseguraron que no se realiza de forma expedita el  abastecimiento de los hemoderivados por parte del banco de sangre por el déficit de los reactivos para la realización de las pruebas serológicas.

Aunque el área quirúrgica está operativa, los nefrólogos cuestionaron que los ascensores estén dañados desde hace dos meses. Razón por la cual los niños son trasladados por las escaleras por camilleros, familiares y personal de seguridad.

 

img022 (1) by Samuel Gonzalez on Scribd

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *