Nacionales, Reportes

Francisco Valencia: el ejercicio de la dignidad frente a un gobierno indolente

El director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida obtuvo el Premio de Derechos Humanos de la Embajada de Canadá y el Centro para la Paz y los Derechos Humanos “Padre Luis María Olaso” de la Universidad Central de Venezuela
Reporte Proiuris | @Proiuris_VE  | IG: @Proiuris | Facebook: @ProiurisVE
Edgar López

“No entiendo cómo se le puede negar un vaso de leche o un tratamiento a un niño que recién comienza a vivir. O cómo se le puede negar un medicamento a un abuelo que dio todo en la vida”, pregunta Francisco Valencia, al referirse a la renuencia del gobierno venezolano a aceptar ayuda internacional para paliar la emergencia humanitaria por la que atraviesa el país.

Valencia fue galardonado con el Premio de Derechos Humanos de la Embajada de Canadá y el Centro para la Paz y los Derechos Humanos “Padre Luis María Olaso” de la Universidad Central de Venezuela.

Al recibir el reconocimiento, el director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) emplazó a todos los defensores de derechos humanos presentes en el acto: “Es momento que todas las organizaciones de la sociedad civil nos unamos. Todos debemos ejercer la defensa de las personas más vulnerables: nuestros niños, nuestros abuelos, las personas con condiciones de salud crónica… Es momento de que todos alcemos la voz ante esta situación devastadora que estamos viviendo para que tengamos una Venezuela distinta”.

Los patrocinantes del evento también hablaron alto y claro. Tanto la Encargada de Negocios de la Embajada de Canadá,  Lori Corriveau, como el director del Centro para la Paz y los Derechos Humanos “Padre Luis María Olaso” de la Universidad Central de Venezuela, Raúl Herrera, insistieron en la necesidad de que el gobierno acepta la ayuda internacional para socorrer a los venezolanos que no tienen como comer ni como mantenerse sanos.

“Estamos frente a un gobierno que niega los derechos a la salud y a la vida de las personas, sin importarle el dolor y el sufrimiento de cientos de familias  que sufren graves consecuencias físicas y emocionales debido a la emergencia humanitaria”, reiteró Valencia, con la legitimidad que le confiere ser una de las víctimas directas de tal indolencia, pues es un transplantado de riñón que, como aproximadamente 16.000 en toda Venezuela, están amenazados por la falta de medicamentos e insumos requeridos para sus tratamientos.

En la Novena edición del Premio que otorga la Embajada de Canadá y la UCV, se confirió una Mención Honorífica, a Aracelys Sánchez, la madre de un joven presuntamente asesinado por funcionarios policiales.

Sánchez convirtió su duelo en lucha. Es funda y directora de la Organización de Familiares Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos (Orfavideh), que acompaña y defiende a familias que han sido víctimas de ejecuciones extrajudiciales.  “Y seguiremos luchando”, se comprometió la galardonada.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *