Nacionales, Reportes

Seguirán muriendo niños en el J.M de Los Ríos si el Estado no acata la protección acordada por la CIDH

Los representantes de las ONG Cecodap y Prepara Familia recordaron que el organismo internacional intervino luego de que cuatro tribunales venezolanos desconocieran la obligación del Estado a efectos de garantizar una adecuada dotación de medicinas e insumos en el principal centro de salud pediátrica del país.
Reporte Proiuris | @Proiuris_VE  | IG: @Proiuris | Facebook: @ProiurisVE
 Erick S. González Caldea

“Realmente siento que con esto se hace justicia”, expresó Carlos Falcón, padre de Carlisbeth Falcón, paciente de nefrología el Hospital de Niños J. M. de los Ríos, al referirse a la medida cautelar N° 1039-17 a través de la cual la Comisión Interamericana de Derecho Humanos (CIDH) exhorta al Estado venezolano a garantizar medicinas y tratamientos a los pacientes renales y trasplantados en el centro asistencial caraqueño.

Carlos Trapani, coordinador del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap),  explicó que las medidas cautelares solicitadas, incialmente para cinco pacientes del J.M de los Ríos, fueron extendidas a todos los pacientes de nefrología en el hospital: 60 niños en consulta y 20 en tratamiento de diálisis.

“Estas medidas son toda una novedad en el país debido a que son las primeras que abarcan a todos los pacientes de un área hospitalaria. Es la más importante que ha ocurrido en el país en el área de salud”, aseguró el representante de Cecodap que, junto con la organización no gubernamental Prepara Familia, solicitó la intervención de la CIDH el 21 de diciembre de 2017, luego de que cuatro tribunales venezolanos (incluyendo el Tribunal Supremo de Justicia) negaran las solicitudes de protección formalizadas desde 2016.

“Después de dos años de procesos judiciales cuatro jueces distintos negaron las medidas: el juez de primera instancia Iván Cedeño, el juez Superior Tercero Leonardo Tenorio, la magistrada de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia Marjori Calderón, y la magistrada de la Sala Constitucional del TSJ, Lourdes Suárez de Anderson. Todos coincidían en el enfoque según el cual ‘no había desabastecimiento de medicamentos, que no estaba probado y que eran las familias quienes tenían que buscar los tratamientos de los niños”, explicó Trapani.

Solo 6 de las 15 máquinas de hemodiálisis funcionan en la sala de Nefrología del hospital del Niño J. M. de los Ríos

El pronunciamiento de la CIDH consiste en una exhortación al Estado venezolano a que adopte medidas “necesarias para garantizar la vida, integridad personal y salud a las niñas y niños pacientes en el área de nefrología del hospital J. M de los Ríos en Caracas (…), que adopte medidas para garantizar la salubridad y seguridad en el área (…), que concierte las medidas a implementarse con los beneficiarios y sus representantes; y que informe sobre las acciones adelantadas tendientes a investigar los hechos que dieron lugar a la adopción de la presente resolución y así evitar su repetición”.

Carlos Trapani informó que la mañana de este viernes 23 de febrero acudió a la sede del Ministerio de Salud para entregar copia del pronunciamiento: “Queremos que ejecuten la decisión” dijo Trapani y advirtió que los padres y madres, los médicos y los representantes de las ong solicitantes deben ser informados con antelación cualquier decisión tomada por el Estado para solventar la situación de los pacientes del J.M.

Representantes de Cecodap llevaron el recurso hasta el Ministerio de Salud para notificar a Luis López , actual ministro, sobre las medidas cautelares de la CIDH | Foto: Mikel Ferreira 

“Para garantizar la participación crearemos una comisión conformada por los padres de los pacientes, médicos y defensores de las organizaciones. Vamos a estar velando para que esto se cumpla. No estamos solos”, sostuvo Katherine Martínez, vocera de Prepara Familia.

En el caso de que el Estado no acate la medida de la CIDH, Carlos Trapani señaló que el efecto más negativo es la muerte en el hospital del J. M. de los Ríos. “La consecuencia más dramática es que los niños vayan a fallecer. Por acción u omisión, el Estado, las autoridades del Ministerio de Salud y los jueces que han negado la protección solicitada tendrán responsabilidad penal y administrativa. No pueden pasar inadvertidos. Incluso para los niños fallecidos procede una indemnización. Hago un llamado al Estado a que se toque el corazón y reaccione. Tiene que garantizar con una respuesta inmediata la demanda de hoy”, insistió.

Varios padres de los niños tratados en el hospital J. M. de los Ríos alzaron sus voces para denunciar y exigir al presidente Nicolás Maduro que acate las medidas de la CIDH.  “Mi hijo ya está cansado de todo los tratamientos. Si es triste para ello,s imagínate para nosotros”, sostuvo Yenny Bello, madre de Yerminson Rojas, de cinco años de edad, que tiene cuatro años dializándose.

Vicky Fernández, madre de Andrés Fernández, manifestó que es urgente acatar la decisión de la CIDH. “No quiero que mi hijo muera en una máquina de diálisis”, dijo.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *