Nacionales, Reportes

Alto Comisionado de la ONU para los derechos humanos pidió información sobre el homicidio de David Vallenilla

Padres de varios jóvenes asesinados durante las manifestaciones de abril de 2017 exigen justicia. Aseguran que continuarán luchando porque cada caso sea resuelto y que se determinen las responsabilidades.  Califican los hechos como ajusticiamientos extrajudiciales.
Reporte Proiuris | @Proiuris_VE  | IG: @Proiuris | Facebook: @ProiurisVE
María Yolanda García

Un representante de Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se comunicó este viernes 16 de febrero con David José Vallenilla, a quien consultó detalles acerca del asesinato de su hijo de David Vallenilla, a manos de un miembro de la Fuerzas Armada Nacional Bolivariana desde la base aérea de La Carlota, el 22 de junio de 2017.

Así lo informó David José Vallenilla, padre del joven, durante una rueda de prensa en la que él y familiares de otras víctimas de la represión durante las protestas ocurridas entre abril y agosto de 2017, pidieron justicia para sus allegados.

Carlos de la Torre, representante del Alto Comisionado, pidió información al padre de Vallenilla acerca del asesinato del joven.  Vallenilla dijo que De la Torre le comunicó que hablarán con otros padres y representantes de otras víctimas.

“En horas de la mañana del día de hoy recibí una llamada de un representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas. Hablamos más de una hora. Él quería escuchar mi versión acerca de lo que pasó con mi hijo. Le expliqué todo lo que ha ocurrido y el estatus del caso” señaló el  padre del joven quien considera que la solicitud de información es parte de las acciones de la Corte Penal Internacional para la elaboración del informe preliminar sobre la situación de violación a derechos humanos en Venezuela.

“Esta llamada demuestra que no son solo palabras lo que dijo la fiscal  de la Corte Penal Internacional acerca de un examen preliminar sobre Venezuela, sino que desde instancias internacionales ya están trabajando.  Esto apunta a que se está investigando, a que tenemos esperanzas de que se haga justicia, una justicia que no vamos a tener en nuestro país y no porque no se pueda creer en las instituciones, debemos creer en ellas porque perduran en el tiempo, sino porque no creemos en quienes la dirigen. Se nos abre una luz en el camino”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

David José Vallenilla: «Tarek William Saab reconoció que en el caso de mi hijo hubo una ejecución extrajudicial. Él me lo dijo». | Foto: Mikel Ferreira 

A pesar de que en este caso el responsable se encuentra detenido, el padre del joven Técnico Superior en Enfermería, aseguró que no se han cumplido los lapsos legales ni los procedimientos establecidos en el debido proceso para que se haga justicia.  

“Mi hijo fue asesinado por un funcionario que, cobardemente, le disparó custodiado por unos guardias y apoyándose en una reja que dividía la base militar de La Carlota de la autopista Francisco Fajardo. En este caso se ha denegado la justicia. Este señor fue identificado plenamente por el  Defensor del Pueblo, en ese entonces Tarek William Saab, y el Ministro de Interior, Justicia y Paz, Nelson Reverol , pero no fue presentado en su debido momento a tribunales. En la morgue se negaban a entregar  la evidencia a los fiscales del Ministerio Público. La primera audiencia preliminar del caso se pautó para el 24 de enero,  fue suspendida y no ha sido reprogramada”.

Vallenilla calificó la muerte de su hijo como una ejecución extrajudicial y aseguró que Tarek William Saab, actual fiscal general de la República, así lo reconoció.

“El caso de David José ha sido uno de los más evidentes, en el que no pudieron negar la participación directa de funcionarios del Estado. Esto se trata de una ejecución extrajudicial como lo reconoció el propio fiscal Tarek William Saab durante una audiencia que le pedí y en la que me dijo, claramente: ‘Como experto en derechos humanos debo reconocer que en el caso de su hijo hubo una ejecución extrajudicial’. Y eso significa la responsabilidad de funcionarios del Estado en ese hecho. Pero esto nunca lo ha dicho públicamente. ¿Por qué no lo reconoce públicamente ante los medios de comunicación?” se preguntó.

Vallenilla responsabilizó de la muerte de su hijo “al ministro de la defensa y, por supuesto, al superior que dio las órdenes que no meceré siquiera ser mencionado pero que todos sabemos quién es”.

“Han pasado ocho meses y aún no veo el rostro del culpable

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Damarys Avendaño: «Si lo querían neutralizar, porque no le dispararon en una pierna. Lo hubieran detenido y mi muchacho estuviera conmigo» | Foto:  Mikel Ferreria

Damarys Avendaño, madre de Nelson Daniel Arévalo, asesinado el 16 de julio de 2017 en el Club Hípico las Trinitarias mientras protestaba contra el gobierno, rechaza la versión de las autoridades según las cual el joven murió por el impacto de un mortero.

“El ministro de Justicia y Paz, Néstor Reverol, dijo que mi hijo murió por un mortero pero eso es mentira. Tengo el informe de la autopsia donde dice que murió por un disparo de bala en el cuello que le ocasionó un traumatismo traquiomedular. Tengo entendido que mi hijo murió inmediatamente. Han pasado ocho meses y aun no le he visto la cara a ningún culpable”.

Tiene una foto de su hijo. La muestra a la prensa: “Mi hijo no se fue solo, se fue con 130 muchachos asesinados. Cada vez que mataban a uno de ellos era como si muriera un hijo mío, pero jamás pensé que iba a estar en esta situación”.

Se limpia las lágrimas y sigue su discurso: “Si lo querían neutralizar por qué no le dispararon en una pierna, lo hubieran detenido y mi muchacho estuviera conmigo. Dispararle en el cuello, en la cabeza era mortal. Lo querían matar”.

Asegura que solo quiere que se haga justicia: “Estamos aquí porque nos mueve un sentimiento que nos llama justicia. Queremos justicia para 130 muchachos que fueron asesinados, para todo aquel que salió la calle y ahora está entre rejas. Mi hijo nunca mató a nadie, nunca estuvo preso, nunca estuvo detenido. Protestar era un derecho, no tenían por qué asesinarlo por eso”.

“Le dije que no saliera, pero era un guerrero”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Luis Castillo: «Muchas veces le pedí que no saliera. No cometió ningún delito, solo salió a protestar pacíficamente» | Foto: Mikel Ferreira

Luis Castillo sigue exigiendo que se identifiquen a los funcionarios que actuaron contra La Marcha de Los Escudos, el 10 de mayo de 2017, cuando su hijo, Miguel Castillo, recibió un impacto de  proyectil en el torso que lo mató, cuando se encontraban a la altura de Las Mercedes.

Como en los demás casos en los que murieron jóvenes que participaban en protestas y en los que se presume como responsables a funcionarios policiales o militares, se desconoce la cadena de mando.

“Tiene que haber justicia, tiene que haber responsables. Se tiene que dar a conocer quién dio la orden, quién la ejecutó, quiénes eran los responsables. Las autoridades conocen la cadena de mando ¿Por qué  no la dan a conocer? Muchas veces le pedí que no saliera, pero tenía ideales. No cometió ningún delito, solo salió a protestar pacíficamente”.

El joven de 27 años de había graduado de comunicador en la Universidad Santa María.  

“Debe pagar por lo que hizo”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Zullimar Villegas: «El responsable de la muerte de mi hijo estuvo 7 meses libre en un comando. Él debe pagar por lo que hizo» | Foto: Mikel Ferreira

Zullimar Villegas, madre de César Pereira, exige que un miembro de la Policía del estado Anzoátegui que fue identificado como el presunto responsable del homicidio de su hijo, sea enjuiciado.

El joven de 20 años de edad, fue herido por el impacto de una metra en el abdomen, mientras protestaba en el sector El Peñón del Faro, en Anzoátegui, el 27 de mayo de 2017. Fue trasladado a un centro médico y operado de emergencia, pero falleció a las 6:15 de la mañana del 28 de mayo.

Aseguró que en la audiencia preliminar que se efectuó el 8 de febrero de 2018 el funcionario se declaró inocente y afirmó que las pruebas que lo incriminan como el autor del asesinato del joven eran un montaje.

“Eso fue muy indignante. Se declaró inocente. Él estuvo siete meses libre en un comando. Él debe pagar por lo que hizo. Eran estudiantes, paramédicos, comunicadores, jóvenes buenos”, insistió la madre.

Sin respuesta

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Zuly Espinoza: «Mucha gente parece haber olvidado. Los muertos son de uno» | Foto Mikel Ferreira 

Zuly Espinoza,  madre de Luis Guillermo Espinoza, un joven de 15 años que recibió un disparo de bala en la cabeza, pidió unión y lamentó “que mucha gente parece haber olvidado. Los muertos son de uno”. Pero aseguró que se mantendrá fuerte para que se haga justicia.

El joven Espinoza Castillo recibió un impacto de bala en la cabeza mientras participaba en una manifestación en Tulipán, San Diego, estado Carabobo.

Lágrimas comienzan a bañar su rosto cuando recuerda: “Después de dispararle, el GN se acercó a mi hijo y le cayó a patadas. Varias personas fueron ayudarlo y las persiguieron, pero lograron llevarlo a un centro asistencial. No entiendo tanta crueldad”.

Teniendo la foto de su hijo dice: «En algún momento pensé en irme del país pero no, no lo haré. Seré fuerte y lucharé para que se haga justicia».

El muchacho murió el 13 de agosto luego de dos meses hospitalizado.

“Estos muertos no le duelen a nadie”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dexy González: «Yo lo quiero es que se haga justicia por Rubén y por los otros muchachos» | Foto: Mikel Ferreira

Dexy González, madre de Rubén Darío González asesinado en La Isabelica, Valencia, el 10 de julio de 2017, lamentó que “ni a la oposición ni al gobierno le duelan nuestros muchachos. Hasta ahora alegan que la Guardia Nacional no estuvo allí. Yo tengo pruebas de que sí estaban. A la Fiscalía no ha legado la información de la cadena de mando. Pero estamos en una lucha. Yo lo que quiero es que se haga justicia por Rubén y por todo estos muchachos”.

Su rostro también se baña en lágrimas que limpia torpemente con la palma de sus manos mientras recuerda: “Le dije muchas veces que no saliera. Que estaban matando a los muchachos, que no quería estar en el lugar de ninguna de esas madres. No me causes ese dolor Rubén, le pedía. Pero él me decía: ‘Mamá, si nosotros no luchamos quién lo va a hacer. Solo protesto, es mi derecho, no le hago mal a nadie’ “.

“Aquí no hay justicia para nadie”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Los padres de Neomar Lander pidieron a los familiares de los fallecidos mantenerse unidos | Foto: Mikel Ferreira

Zugei Armas, la madre de Neomar Lander, quien recibió el impacto de un objeto contundente en el pecho que le ocasionó la muerte, el 7 de julio de 2017, también pidió a los familiares de los fallecidos mantenerse unidos.  “Aquí no se trata de si hay testigos o no porque aquí no hay justicia. Mientras esté este gobierno no habrá justicia para nuestros hijos  ni para nadie”.

“Ellos saben que un GN mató a Juan Pablo y saben quién es”

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Elvira Pernalete: «A mi hijo lo asesinó un guardia nacional y lo sabe desde el señor que dio la orden, el alto mando militar y toda la cadena de mando» | Foto: Mikel Ferrerira 

Elvira y José Gregorio Pernalete, padres de Juan Pablo Pernalete, quien murió luego del impacto de una bomba lacrimógena el 26 de abril en Altamira, según lo aseguró la fiscal Luisa Ortega Díaz, indicaron que acudirán a todas las instancias judiciales, tanto nacionales como internacionales, hasta lograr que se identifique al asesino de su hijo. El joven de 19 años de edad, estudiaba contabilidad en la Universidad Metropolitana.

“A mi hijo lo asesinó un Guardia Nacional y lo sabe desde el señor que dio la orden, el Alto mando Militar y toda la cadena de mando. A mi hijo lo cazaron, tenemos las pruebas. El expediente está completo, han pasado 10 meses y continuamos sin justicia. Quisieron causar torturas a nuestros hijos, a quienes están presos y a nosotros. ¿Cómo nos sentimos nosotros cuando califican a  nuestros muchachos de delincuentes, y terroristas? Sus historias hablan y eran estudiantes, paramédicos, comunicadores, trabajadores”, dijo Elvira Parnalete.

“No nos van a callar. Aquí no hay una información sesgada. La verdad es que asesinaron a  nuestros hijos”, agregó.

José Gregorio Pernalete dijo que el caso de su hijo está prácticamente resuelto pero que está detenido en tribunales. “No nos dan la individualización ni del grupo de GN que estaban presentes ni de quien accionó el arma y asesinó a Juan Pablo. Tenemos pruebas. Vi el video en el que se observa cómo impacta la bomba accionada por lun GN. Estas declaraciones coinciden con la investigación que hizo el Ministerio Público durante la gestión de Luisa Ortega Díaz. Cuando asume la Fiscalía Tarek Wiliam Saab se paralizó el caso. Han trascurrido 90 días desde que él asumió y  no nos han dado ninguna respuesta. Estos asesinatos fueron ejecuciones extrajudiciales” aseguró José Gregorio Pernalete.

Leyó un comunicado en el que él, y los otros padres de las víctimas, apoya las averiguaciones que hace la Corte Penal Internacional. «La impunidad en la que se encuentran los crímenes es una vulneración a nuestros derechos humanos».

El matrimonio Pernalete fue recibido en la Organización de Estados Americanos donde expusieron el caso. Como la mayoría de los dolientes por los asesinatos cometidos durante las protestas antigubernamentales de 2017, confían en que las instancias internacionales hagan la justicia que no han hecho los tribunales venezolanos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *